Seguidores de lo oculto

sábado, 21 de diciembre de 2013

Famous Last Words - The show Must Go On


Genial tema... gracias a Marcos, mi amigo que me la hizo escuchar...
Todos tuvimos una vez en la que deseáramos hacer eso, simplemente desprender todos nuestros sentimientos, todo nuestro desprecio... a alguna persona concreta y de una forma tan psicótica y directa que podría asustar a cualquiera, incluso nosotros mismos (aah no todos desearon alguna vez eso?... ok)
La melodía de cajita musical al final (L) *-*




viernes, 20 de diciembre de 2013

Si es así es porque algo lo permite...


Esta vez las palabras no venían. El sabia que generalmente un buen comienzo puede desprender miles de ideas...
En ocasiones le costaba más, aunque de a poco podía comenzar a explayarse hasta encontrar una suelta naturalidad.

No sabia bien por que era eso, pero se odiaba dejar de nuevo el cursor titilando por varios segundos.
Si no quería escribir por que estaba ahí.
Se extrañaba, extrañaba el que era antes.
Pero volver a los antiguos hábitos no lo animarían, ni siquiera si estuviera con las mismas personas... su estructura había sido modificada, como si alguien viniera y rompiera las columnas con un mazo enorme.
Algo en esa brutalidad pura, en esa falta de consideración le decía que tal vez la vida comprendía ciertas cuestiones alejadas de su intelecto. Tal vez todo sea así, porque así debe ser. No había una respuesta concreta que lo satisfaga o le devuelva la tranquilidad. Solo estaba aquella idea de que si aquel hecho fue así, así de cruel, solo podía ser posible por una dinámica espontanea de la vida... irrefutable e incomprensiblemente dentro de las probabilidades y ni que hablar de las posibilidades de las variantes.

Si era posible su total decadencia... si había un dios que aceptara y posibilitara su tragedia... Seria una conspiración. El tendría entonces un repudio, un asco desfigurándolo en un gesto angustiante y grotesco en su cara y sobre todo en la comisura de sus labios que se curvarían exageradamente hacia abajo.
Pero aquello también podría ser posible no solo por una cuestión alejada de él, sino que por su fracaso como persona, por su debilidad.
Odiaba esas resoluciones... no parecía que haya nada bueno a sus lados, pero todo debería ser una ilusión óptica. 
Cómo creer, y cómo saber las pocas veces que debería hacerlo por ser cierto? si jamás sabría que lo serían. Condenado a encerraste en el mal aprendizaje de unas determinadas experiencias. Hay lo que se diría indiscutiblemente una mala guía? Somos el producto de algo...
Cual es el punto flexible en donde uno sale de la linea? Donde está el hueco para que la mente se pueda abrir más y más?...

lunes, 9 de diciembre de 2013

Muecas de soberbia...


Tal vez sea mejor dejar al dolor donde está... comprimido en algún lugar dentro, queriendo expandirse. Tal vez sea mejor dejarlo y no revolverlo, al menos no antes de que aquel hecho tenga alguna necesidad o sentido particular.
A veces creo que el dolor adquiere poder cuando se le presta mas atención del que debería... empieza a creerse mucho, comienza a adquirir movimientos erráticos de suma confianza. Empieza a mirar y a reírse siendo el apoderado del devenir.
Era una de las cosas que me costaba entender, hay que dejar de tener que revolver algo sin sentido. Pero de a poco uno tiende a hacerlo sin más, simplemente abandonar un razonamiento improductivo, cuando no encuentra explicación ni solución alguna.
Tal vez sea mejor dejarlo descansar en paz... y que quede por siempre como así lo hizo... Antes que agregarle equivocadamente elementos para hacerlo más terrible y peor.
Uno en su manía por repararse en ocasiones hace lo contrario.  

martes, 26 de noviembre de 2013

Presencia...


Siendo sincero me daba algo de miedo la idea de ejecutar mis recuerdos... 
como alguien que intenta esquivar un sufrimiento inevitable. 
Pero... una vez que me acerque a ellos, con cuidado de muerte, me encontré con un panorama no tan desolador como esperaba. Invitándome a quedarme un rato más.
No todo es malo... y eso a veces me resulta raro. Fue sorpresivo encontrarme con recuerdos agradables... y sentirlos una experiencia revitalizadora.
Porque las palabras, aquellas mas importantes para uno, siempre encuentran un recorrido diferente. No llegan para irse en linea recta... sino que quedan girando en torno a uno y luego se guardan en algún lugar para siempre.
Es raro pensar en detalles que se me habían olvidado... incluso me es extraño pensar esas cosas simples como el discernimiento gradual de un aroma, o encontrar enfoques distintos de una escena, cosas aparentemente minúsculas o simples, pero necesarias que pienso constantemente. 
Admito que aun me resulta difícil absolutamente todo. Sin embargo, hago lo que puedo por mantenerme sin enloquecer tanto. 
Deseo no perder mucho de lo que me hace ser. Siento que en este ultimo tiempo es todo lo que hice: perder sensaciones, afectos, sentimientos, personas, valores, todas aquellas cosas menos materiales y mas "abstractas" en algún sentido. Perderlo de una forma obligada y no por elección. Perderlo porque es algo que debería hacer y porque me ayuda al equilibrio mental y que atañe las buenas costumbres y la moral. Resultando en una buena salud integral. No es acaso que la vida se desarrolla de una forma lógica en cierto sentido?
Tantos recuerdos... en los cuales aun estas.
A veces tengo tantas ganas de agradecerte... cómo se supone que puedo encontrar algo así de nuevo?
Eso significa que lo mejor ya paso?
Qué es lo que puedo esperar ahora?...

Te juro que pareciera en ciertas ocasiones que hay un recorrido establecido de forma básica, yo puedo producir cambios pero, sin embargo, no hay manera que llegue la ayuda para las inclemencias que necesito si es que no estuviera aparentemente planeada. Sin embargo llega esa ayuda...
La naturaleza es tan misteriosa.

Dejar estas sensaciones de forma mas "palpable" me hace sentir mejor. 
Con quien estoy charlando? Acaso hay alguien?
Un silencio terrorífico me responde... pero después de eternos segundos un respiro se desprende... alterando aquellas partículas del aire desde la extraña profundidad de la oscuridad. 
Hay alguien? o la esperanza pone fantasmas donde no los hay?
No importa la respuesta... yo veo aquel humo, como si alguien suspirara en una noche fría.

domingo, 24 de noviembre de 2013

viernes, 22 de noviembre de 2013

Recorrido imaginario a las profundidades del espacio... (fractales de nuevo)...


Hoy he pensado en algo extraño que difícilmente pueda dejar en palabras.
Los misterios del Universo exceden los limites impuestos en los significados de las letras y la decodificación de un conjunto de ellas.

Ya antes lo había mencionado e incluso escrito hace poco. La vida como un fractal puede suponer un pensamiento impresionante... una aventura en la que algunos no están dispuestos a indagar o a llegar a sus rincones mas oscuros y ocultos.

Pero invito a que lo intentes.
A continuación un intento mio...

Me he fijado en que hay un esquema que se puede apreciar. Las dimensiones del mismo pueden salir de todo pronostico. Lo que vemos como algo enorme puede ser un minúsculo detalle de algo mas grande, y eso lo hace pequeño en un marco de estado global. Con esto me refiero a que los tamaños se pierden en cierta medida y que las 
formas no son mas que una porción de lo que podemos abarcar o desde el punto que estamos parados observando. En realidad desde cierta perspectiva no hay tal forma ni tal tamaño.

Los arboles son un increíble ejemplo de fractal, donde se escurren lineas enmarañadas (o no) de ramas. E incluso fijandonos en como son las hojas.




no correspondientemente al árbol imaginado solo una muestra de una hoja para que veas el fractal.
Ves como esta compuesta por una estructura básica que se repite?

Creemos que vemos la forma final que adopta el árbol, pero que pasa si no estamos viendo lo que creemos como forma final de la estructura? que pasaría si eso se presentara más allá del fin del espacio mismo?

Eso mismo podría ser la vida.

Me imagino las raíces de un árbol ocupando un enorme espacio que no veo bajo mis pies. Unas raíces que es alimentada por la tierra y el agua de la lluvia que se filtra por las rendijas.

Si me pongo a pensar esa "estructura" puede ser la imitación o la semejanza de otra estructura mas global puesto en un "exterior" en el que aquello pequeño esta integrado (o no, como lo quieras ver).
Qué es entonces, lo que le dio la forma al árbol?  Qué estructura macroscópica y titánica reproduzco sus impulsos hasta llegar al árbol?

Y esa estructura inmensa no tiene porque ser vista como una serie de tubos lumínicos generado por gases en alguna parte escondida perdida en el espacio. NO TIENE PORQUE SER PARTE DE ALGO MATERIAL COMPLETAMENTE VISIBLE.
Me imagino entonces que las garras del tiempo, que las raíces del espacio entero están esparcidos por todo el aire, cambiando los cursos del viento. Me imagino que somos abrazados por esas raíces invisibles en todo momento, en una red terrorífica de energía conectada.
Ese es el origen que llevo a una serie de factores, los cuales darían como resultado una estructura que nosotros vemos como raíces.

Pero esto no es mas que solo el delirio de alguien queriendo darle un sentido al mundo.
Porque... sigo unas reglas y es que tiene que haber esa estructura base que juntos formen una estructura reconocida por nosotros.
Que algo de mí, se encuentra en las poderosas cascadas, o que "estamos hechos de polvo de estrellas".
La clave es la repetición de una estructura a distintos niveles. Podríamos decir, unos niveles de un numero sin fin.

Las estructuras básicas están en todo, pero estas estructuras adoptan diferentes formas al punto de diferenciarse completamente de otras estructuras, hasta que en algún momento vuelven a ser reconocibles en un nivel mayor o inferior ( mas amplio o mas reducido).
Que yo vea la estructura copiada de algo minúsculo y algo gigante no es mas que el seguimiento correcto del patrón. Porque puedo perderme en el mosaico de formas dispares.
Si no entiendes esto, intenta percibir lo peculiar en el video que deje sobre los fractales hace algunos días.

Es increíble pensar que una copia de mi se encuentra DE ALGUNA MANERA expresada en 
un nivel macro del universo.

Es tan complejo que me pierdo al intentar explicarlo. 

Otra cosa que puedo decir es que por algo elegí al "árbol" para mencionarlo en este intento de explicación. Por algo elegí y puse mi atención a las raíces.
Es la forma mas simple de explicar este punto... la vida misma es una ramificación de fractales...

Si pudieras estar en mi cabeza por ahí percibirías una noción en esto de TODO y NADA... puesto que la interconexión de infinitos fractales pueden ser pasados por alto al punto de adaptarlo a una sola figura... como si dos fuerzas se aniquilaran.

Pero en fin... no es algo que pueda expresar aun.

Imagínate el universo dibujado en un cubo de plastilina...
yo lo tomo y lo estiro. Pero lo que hice es otra cosa, solo quería que entiendas. Cuando pienso en estirar no es mas que abrir realmente el universo y mostrar otras capas. Como si se tratara de una caña de pescar a la que voy estirando y alargando los tubos que la conforman. Bueno yo lo veo así pero de forma infinita, aplicado al universo.
Podemos recorrer infinitamente las capas... cada capa es una dimensión... y podríamos viajar si manipuláramos el tiempo y el espacio... el tiempo debido a la gran velocidad a la que tendríamos que hacerlo y el espacio, para "agrandarnos o reducirnos" a nosotros mismo a la par del cambio de niveles para inspeccionar cada capa. (El recorrido del video del fractal es un claro ejemplo de nuevo) Lo mismo sería a tener un microscopio en donde podemos acercarnos infinitamente descubriendo que nunca se termina el viaje.
Ahora superpone esa idea de desplegamiento en una estructura mas compleja y que se pueda desplegar en cualquier dirección, no solo de forma vertical.
Ahora imaginate que puedes desplegar también lo que ya habías desplegado y así de 
forma indeterminada.
En cierto punto uno se cansa y lo complejo se anula en si mismo terminando por ser todo y nada.  


jueves, 21 de noviembre de 2013

Donde esta el secreto?...


En que punto la debilidad se transforma en fortaleza y cómo puedo volver eso mismo a mi favor?

Enojado con todo...


Por qué todo cambia tanto?

Uno nunca va a estar capacitado completamente para adaptarse.
Es cierto que lo único constante es el cambio, pero llegar a pensar que uno puede ser completamente flexible es creerse Dios.
Todo tiene un limite, porque también esta el caos, la mezcla de los ingredientes, la determinación y lo probable, el resultado del conjunto de las posibilidades. La misma naturaleza tiene limites. Aunque esos limites se rijan por un numero indeterminado, infinito de variables por las que moverse. Diciendo esto parecería dar vueltas en circulo y terminar en lo mismo, que es mejor ni hablar de limitaciones cuando hablamos de abundancia a la vez. Pero quiero decir... uno no esta preparado. Creemos que el que inventa las grandiosas frases esta alejado ya de cometer el error de no producirla, pero lo cierto es que aunque digan y digan, ellos juegan el mismo juego.

Aun soy alguien renegado cuando en realidad podría ver todo esto como miles de pruebas superadas... tanto esfuerzo que uno mismo podría tomarlo como alivio y dejarse de preocupar tanto. Sin embargo lo único que hago es seguir presionando, lo único que hago es seguir sintiéndome mal cuando en realidad lo que ya hice debería dejarme mas que satisfecho. Como si hubiese cometido solo errores.. como si mi vida fuera diferente de lo que en realidad es y muestra...

Pero aquí estoy y aun me cuesta entender que aun me tengo a mí mismo, y que podría seguir con más convicción si solo viera las cosas de una forma un poco mas correcta.
Tener plena consciencia de eso no hace mas que frustrarme en mi idiotez.
No puedo estar conforme conmigo mismo, porque aprendí de cierta manera...
A veces pienso que absolutamente todo es un error. Puedo seguir viviendo así? por mas resistencia y fuerza de voluntad que uno tenga SIEMPRE HAY UN PUNTO EN DONDE UNA PERSONA SE PUEDE ROMPER, esa es una gran verdad.

Uno esta dispuesto a ponerse en contra del Universo cuando la cosa por lo que se cree con firme voluntad es puesto en peligro, es amenazado de tal manera que pareciese inferior.

Queremos derrotar lo que no puede ser vencido... puesto que tiene miles de años y tiene la ventaja de la paciencia de una forma que desconocemos. Sin embargo si yo tuviera infinidad de años para enfrentarmele terminaría más loco.

Qué es lo que es? y por qué no es lo que no es? 

Solo espero aprender cosas nuevas pero sobre todo a juntar de vez en cuando las fuerzas suficientes en un aliento, en objetivos nuevos o comprensiones satisfactorias pronosticando algo mejor...
Quiero acordarme de vivir y dejar de pelearme siempre conmigo mismo.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Descuido...


Las personas más rígidas generalmente son las que necesitan mas cariño...
pasan sus vidas intentando convencerse de que no pueden dejarse libres para sentir de forma tan natural que la respuesta sea un espejo... (hay miedo)
Necesitan filtrar las cosas pero, a veces, de aquel filtro salen cosas muy diferentes.
Y es que en la locura de esa vida... una grieta se genera... y el hombre rígido no puede evitar sentirse tentado a arriesgarse una vez mas.

No se realmente que será que lo hace moverse... pero su mirada cambia junto a una levedad en la tensión de los músculos de su cara. 

Se descuida en su protección porque para ganar una batalla tiene que salir de allí...
Tal vez ese sea uno de los actos mas significativos de demostrar realmente cariño... 
La inevitable atracción... el atrofiamiento de sus defensas... la incapacidad de las funciones de inhibición...

Si hay algo que aprendí desde la filosofía es en la tragedia.

Ese hombre puede llegar a ser feliz, pero no hay nada asegurado de que el caos no contemple la posibilidad de tomar las respuestas que nos hagan ser infeliz.
La única manera que uno aprende entonces, es con intervenciones de acomodamiento.
Si podemos acomodar las cosas de forma tal que la naturalidad no se rompa, quiere decir que tenemos mas probabilidades de indicar de forma correcta las formas en que nuestras vidas puede seguir.

Pero es ese mismo hecho, el que genera un escalofrió en mí. Ver a un niño inconsciente de su propio devenir... Nadie puede estar listo para lo que viene, y seguramente si supiéramos lo que esta por venir no querríamos avanzar. Pero hasta que punto uno sabe o no lo que va a pasar?


domingo, 17 de noviembre de 2013


A veces los días se presentan como una perversión de su antigua gloria.
Sin nada que esperar... 
Parece como si no haya nada bueno allí... al final.

La melancólica muerte del chico ostra... Tim Burton


No se quien seas chico... pero gracias por recomendarme este libro.
Seas quien seas... estés donde estés...


Ciclos inestables...


Así que de esta manera estoy...
Conforme a interminables cambios de estado.
Bien y mal, mal y bien,
lo que acontece es un círculo de no entender.

No podría haber visto que vendría
pero llego de repente en una noche hermosa
donde el cielo se encendía,
una dulzura inmensa se desprendió desde la intensidad,
las estrellas sonreían acompañando mi andar,
y mis ojos parecieron ver
un cielo con un color mágico que me animaba a creer.
Y por primera vez en mucho tiempo
pude sentir la alegría del momento.

Más aun lo malo nunca se rehusó a perecer,
y una bestia parecía esperar paciente atormentarme con un terrible poder,
El grandioso sábado había pasado perezoso, 
Dándole un  aire melancólico sin mucho que hacer,
Colmando mis ansias llevándome a un estado penoso.

Tal vez a él le faltaba algo
que antes suponía tener...
tal vez faltaba algo
transformando a todo en una carcasa vacía 
para que parezca más trágico,
y  solo le recordaba alguna que otra vez
lo que era el silencio y el miedo recorriéndole los poros de la piel. 

El terror borra cada sonrisa, pero la sonrisa puede borrar también el terror. O quizás sea que en el fondo los dos se mantengan sin poder desaparecer. 



   

jueves, 14 de noviembre de 2013

En qué creer?...


Si bien es cierto que las cosas inconclusas parecen ser mis favoritas para darle vueltas y vueltas. Hoy también puedo contar con un grado de tranquilidad con el que ayer no disponía.
Sé que los ojos no están puestos en mí... y nadie espera algo, justamente... de mí... 
(por qué lo harían no xD ?)
Pero sobre todo, sé que las cosas han cambiado y que todo se va acomodando de a poco, quizás mas lento de lo que desearía, pero al menos voy saliendo.

Eso no significa estar del todo bien, pero si dejo de estar pendiente de cuestiones a las que antes le dedicaba gran esfuerzo. Gracias a eso, sobre todo, dejo de contaminarme, dejo de preocuparme tanto.... 

No quiero parecer tampoco un pesado... bien que las cosas llegaron a este punto...  más allá del por qué, cómo, para qué, lo concreto es esto...

Antes este mismo motivo de distancia ante el "tema en cuestión", estaba basado por quejas y cansancio... ese hecho era incluso repugnante de mi parte.

Pero ahora ese cansancio, esa sensación de ser tan "desganado"... da lugar a un nuevo estado...
El de dejarlo estar... puesto que no tiene una completa resolución. Posiblemente nunca la tenga.
Tal vez aun siga intentando abordarlo como quien intenta por el mero hecho de sentir placer ante desafíos. Pero dejaré la tentativa a una propuesta menos conflictiva más que disponer encargos del dolor.

Las cosas no recuperaron todo su color, claro esta, pero ya no se encuentran tan opresivas, tan amenazadas, tan sofocadas.


Es bueno comenzar a sentirse libre de presiones que no te corresponden...

No pensar tanto en como te ven. 
Es cierto que uno se interesa por aquellas personas que cree importantes, cómo no pensar en lo que opinen?. Pero no hay que molestarse en enfocar la idea en escrutar los pensamientos negativos que tal vez contengan sobre uno. Interponernos a nosotros mismos ese viaje caótico solo nos hará caer. 
Nada mejor puede salir de aquello.

Esas personas ahora viven sin idea de que yo recuerdo un montón de momentos donde aparecieron. 

Los extraño aun en esa risa terrorífica que se dibuja sobre sus labios, casi burlones de mí, como si su indiferencia o ignorancia sobre MI estado, genere una voluntad que se hace parte de mi perdición.
No debo pensar en ello...
No hay malicia en su indiferencia... simplemente no saben.. ellos no saben...

El gran problema que se presenta ineludiblemente entonces a su continuación es el de no tener una esperanza de determinado futuro.

Podría mencionar mis ganas de tener una pequeña casa yo solo, conseguir un trabajo razonable, conseguir una pareja, planear salidas y cosas nuevas. Tener la emoción de arriesgarme por lo que vale...
ya nada de eso se presenta tan intenso como algo necesariamente a cumplir. Yo vivo. Y vivo así... porque es lo único que me sale. 
Las dudas se esconden detrás de cada pared... pero hoy no tengo la intención de observarlas. Eso me desanimaría.
Prefiero seguir así... un poco desinteresado de todo, un poco menos sensible.. pero mas fortalecido.
Esas risas de soñar despierto desaparecen. Se desvanecen las imágenes de aquel chico jugando con un perro en un día soleado en el jardín trasero de su casa. O caminando por la calle divertido con unos amigos ya mas grandes. 
Mi futuro, no se basaba en lo que se diría "grandes cosas", magnificas... eran un mundo muy pequeño y simple, pero en el que podía ser feliz.
Ahora pienso... por que justamente se me presentaría ese futuro soñado?
En todo mi vida estuve peleando por que ese mismo se produzca, se cree, pero me vi frustrado en aquella 
empresa y en el inminente final predecible. Como ganarle a la misma vida?
O sera que puede ser mi cómplice?
Ya no hay algo a alcanzar mas que intentar mejorar como persona... y no es poco pero esa falta misma de objetivos me hace alguien diferente...
yo empiezo a ser otra persona y no necesariamente eso implique ser alguien mejor...
debo reconocer primero a mi propio estado para luego ver como mejorar y manejar los asuntos... Planteamientos pueden ser acordes a modelos establecidos con anterioridad.
El desconocimiento sobre mi mismo me deja estupefacto..

El tiempo vuela.. el tiempo es lento para torturarme...

vamos a intentar dar con la solución a ese asunto.. 
Algunos dicen que lo único que tienen es el presente... pero algunos ni eso tienen... el pasado o el futuro son como un sueño... por algo será que ellos quieren ir allí.

Cómo tener algo cuando no me tengo ni a mi mismo? cuando yo.. no estoy de mi lado..
debo reparar ese desequilibrio entre definirme por los demás y/o por mí ...
Evidentemente los demás tienen un poder sobre mi decisión.

Sus actos dicen... eran el resultado de lo que yo hacía...

Pero eso esta mal... sus actos no reflejan nada de lo que yo hago... sus actos son caprichosos...
eso significa que yo no he hecho algo lo suficientemente grande como para sacarlos de su ignorancia. 

viernes, 8 de noviembre de 2013

From the inside...


A veces revuelvo mi mente con la esperanza de encontrar algo bueno allí, en lo profundo de los abismos, alojado, esperando a ser visto...
Tal vez haya algo entre lo conocido que aun no he conocido, algo que haya dejado de lado. Y que es digno de ser encontrado....
Quizás los patrones estén mal establecidos o incluso preestablecidos.

Busco algo que me haga salir de esta posición.

En las paredes de la mente parece como si no hubiera nada que no pueda encontrar. Como si se tratara de un sitio mítico y ancestral, llena de información que se escapa de la mera "mente individual".
Que es la mente?
Hay una conciencia global?
Como se capta? somos capaces de entenderla?

Cuando parece ser todo igual me encargo de hacer nuevas conexiones de pensamientos.
En ocasiones siento que una "mano" me ayuda y saca de la galera y me acerca uno de esos pensamientos aparentemente al azar. Había sido justo uno especial entre los comunes.

Cual es el primer indicio que genera una tendencia tal como para intentar con aquel pensamiento y que genere en su desarrollo y recorrido una revelación con nuevo desenlace?

Y por qué las cosas parecen esconderse de nosotros?

Las estructuras están dispuestas a partir de formas que no parecen casualidad...
quizás en esa misma casualidad haya una respuesta, una intención, un objetivo en su capa mas profunda.. quizás no pueda salir de la tendencia.
Incluso la sombra sigue una linea opuesta a partir de donde se proyecta la luz...
las arquitecturas están compuestas por pequeñas piezas con simetrías y asimetrías.
La copia de esas arquitecturas se ven en la naturaleza, por ejemplo en el dibujo de las venas o la ramificación de un árbol.
Hay determinaciones y para escapar de eso se deba dar con la verdad del universo.

En ese sentido de "pequeñas copias" es donde me imagino a un planeta como si se tratara de un átomo, o mejor aun... una galaxia entera asemejándose a un átomo...
cual es la forma final que adoptaría... teniendo en cuenta que nosotros mismos estamos formados de átomos...
O sera que estamos en un ciclo infinito donde lo grande y lo pequeño desaparecen... y podríamos viajar a través del espacio y el tiempo como si se tratara de mundos interpuestos...
Puedo ir hasta el sol mas grande o incluso al mas pequeño gramo de arena y encontrar allí un universo entero por explorar.. que contiene a dentro otros universos...

Podrías verlo como un fractal...


De Algunos libros y lecturas que acompañaron este año...


Últimamente no dediqué todo el tiempo que hubiese querido a la lectura. Tal vez la falta de ánimos sea la respuesta a ese motivo. Sumado por un grado de cansancio determinado por unas horas de trabajo.

Que quede claro que no estoy recalcando el tiempo. Puesto que tengo el suficiente o al menos así lo creo.
Sin embargo he estado navegando entre las letras de algunos cuentos y novelas.

Primero y principal Retrum. Una libro genial que me recomendó una persona muy especial.
La lectura simple, caracterizado por capítulos cortos y una estética lograda, junto a la personalidad de un personaje fuertemente angustiado fueron las causas de sentir de alguna manera la historia de una forma personal, aunque siendo conciente de las enormes diferencias.
Otra mención a la presentación del libro bastante atractivo y a las frases dejadas en cada capitulo que sobre todo tiene que ver con el contenido del mismo. A veces de forma magistral.




Después de eso mi atención se dedico a atormentarse por Lovecraft y encontrar un alivio en la oscuridad de sus misterios.
La llamada de Cthulhu
El morador de las tinieblas
El caos reptante

Altamente recomendable. Sobre todo las dos primeras.
En cuanto a La Llamada de Cthulhu que puedo decir? no había leído obviamente, por algo lo menciono, pero es necesario aclararlo puesto que es muy famoso. Era mi cuenta pendiente.
Y si ponemos en la balanza las altas expectativas debo afirmar que cumplió.

Dejo el siguiente fragmento del mismo. Uno que llamó mi atención...

"Sólo el escepticismo inveterado que informaba entonces mi filosofía puede explicar mi persistente desconfianza. Las notas describían lo que habían soñado diversas personas en el mismo período en que el joven Wilcox había tenido sus extrañas revelaciones. Mi tío, parecía, había organizado rápidamente una vasta encuesta entre casi todos aquellos a quienes podía interrogar sin parecer impertinente, pidiendo que le contaran sus sueños y le comunicaran las fechas de todas sus visiones notables. Las reacciones habían sido variadas; pero el profesor recibió más respuestas que las que hubiese obtenido cualquier otro hombre sin la ayuda de un secretario. Aunque no conservó la correspondencia original, las notas formaban un completo y muy significativo resumen. La aristocracia y los hombres de negocios -la tradicional "sal de la tierra" de Nueva Inglaterra- dieron un resultado casi completamente negativo, aunque hubo algunos pocos casos de informes de impresiones nocturnas, siempre entre el 13 de marzo y el 2 de abril, período de delirio de joven escultor. Los hombres de ciencia no fueron tampoco muy afectados, aunque por lo menos cuatro vagas descripciones sugerían la visión fugaz de extraños paisajes, y uno de ellos hablaba del temor a algo anormal.

Las respuestas más pertinentes procedían de artistas y poetas, que si hubieran podido comparar sus notas hubieran sido presas del pánico."





--
Siguiendo con El morador de las tinieblas se suman mas palabras de elogios.
La descripción del terror y de los lugares son de mi sumo agrado, acercándose otra vez a dimensiones desconocidas con una abstracción que puede hacer delirar a los humanos.

"Antes de darse cuenta de lo que hacía, se puso a mirar la piedra otra vez, permitiendo que su influjo suscitase imágenes confusas en su mente. Vio cortejos de evanescentes figuras encapuchadas, cuyas siluetas no eran humanas, y contempló inmensos desiertos en los que se alineaban unas filas interminables de monolitos que parecían llegar hasta el cielo. Y vio torres y murallas en las tenebrosas regiones submarinas, y vórtices del espacio en donde flotaban jirones de bruma negra sobre un fondo de purpúrea y helada neblina. Y a una distancia incalculable, detrás de todo, percibió un abismo infinito de tinieblas en cuyo seno se adivinaba, por sus etéreas agitaciones, unas presencias inmensas, tal vez consistentes o semisólidas. Una urdimbre de fuerzas oscuras parecía imponer un orden en aquel caos, ofreciendo a un tiempo la clave de todas las paradojas y arcanos de los mundos que conocemos"




El último referido a Lovecraft que leí es El Caos Reptante. Te sumergirá en un viaje de una persona sumida en sus "sueños". La rareza del campo onírico cercana a un cosmos desconocido con algo allí detrás que nos espera... puede resultar una revelación de pesadilla. Nadie está preparado para ver ciertas cosas.
En este cuento el autor describe campos sumamente extraños con la excusa de los efectos del opio en exceso que droga al protagonista.
La lectura puede ser densa para algunos no encontrándose con un objetivo rápido que lo haga seguir leyendo. Si leíste un tramo y ves que no es lo tuyo déjalo... pero deberías darle una oportunidad, sobre todo para enterarte sobre aquellas fuerzas cósmicas que tiene su mitología



--
Ahora estoy leyendo los primeros compases de Legado de Cristopher Paolini, la historia de Eragon.

La fantasía bien ejecutada en un libro es una de las mejores cosas en que adentrarse...
Los libros de este autor lograron estar en los puestos mas altos de los que me gustan.





lunes, 4 de noviembre de 2013

Cierta reflexión de algunas cosas...

Jajajaja ahora resulta que algunos dicen "yo pensaba que eras más maduro" recalcándole en la cara lo mal que esta haciendo. Entienden lo ilógico de eso? esa persona que lo dice hace mal y encima pretende que el otro actué de la forma correcta, de la forma como se supone que debería, reclamándole .. Es un tanto caradura de su parte... Pero yo no entiendo como les da para decir eso. El foco es el errado, le dan vuelta la cara a lo que está en frente de sus ojos.
Primero que en ocasiones la persona a quien se lo dicen no esta mas que actuando como puede frente a la situación de ver a su pareja alejándose o que la relación se está perdiendo, o inclusive que ya se perdió.
Lo malo no es la reacción ante el descubrimiento del hecho, por supuesto dentro de ciertos términos normales. Lo malo es cuando tuvo el suficiente tiempo para razonar y sin embargo lo único que hace es contradecirse a sí mismo de lo que alguna vez sintió o pensó... lo malo es cegarse y llenarse de una venganza no solo perjudicial para los demás sino que de un carácter autodestructivo. Entiéndase que si llega a tales términos es porque se escapó de la naturalidad del sentimiento en sí.
Segundo, que todo parece manejarse así " y quien me entiende a mí" pero una vez que uno se anima a preocuparse por el otro es rechazado...
Este mundo parece al revés. 

Queremos hacer cosas que nos hagan sentir orgullosos, pero antes de pensarlo estamos corriendo con los sentimientos a flor de piel, queriendo defendernos como si fueramos cobardes. 
Actuamos instintivamente con soluciones desesperadas sin tener tiempo, nos han casi obligado a ser como somos, y sin embargo nos cuentan que "podemos elegir".
No niego que tenemos la posibilidad de elegir, pero siempre hay un poco de todo. No somos del todo libres de elegir entre las opciones que queremos, pero tampoco somos puestos a elegir una sola opción o al menos muy pocas veces.

Pero tal vez tengamos pronto el tiempo de relajarnos lo suficiente como para tomarlo como válido y hacer de nosotros algo mejor, si es que no estamos reparándonos en ese mismo intento... 
Si es así entonces estamos condenados a esperar...


Otra vez extraño...

Hoy es Lunes 1:23 am. Estuve pasando el Domingo tranquilo, intentando distraerme de lo que parecía inminente... pero a medida que llega la hora de dormir y de "comenzar otro día", surge un sentimiento amargo, me siento mal, muy mal. No puedo dejar de estar tensionado, incomodo, asqueado, desesperado. Esa simple idea de comenzar la semana... sin fuerzas, sin un real objetivo ahí detrás, me sumerge en pensamientos negativos. No quiero comenzar a decir cosas que a nadie le importe o que canse y aburra. Sin embargo lo necesito. 
No es que las cosas sean difíciles si vieras como se desarrolla mi vida, pero tampoco es fácil, y menos cuando se trata de mi psicología. Ahí es cuando entenderías que hay esa mencionada dificultad y donde mas se asemeja a que hay complicaciones si es que aun no las crees como tales.

Hay temas inconclusos y sí, eso es gran parte del problema. Pero aun así yo no debería sentirme tan mal por ello.
No es que haya hecho las cosas mal, pero sin embargo hay algo... algo extraño, algo morboso detrás de todo el sentido... que me da terror y hace que mis esperanzas se vayan. 
Probablemente sea algo que yo mismo intensifico, una visión distorsionada e irreal que yo me encargo de hacer real.
Me asusta un poco todo esto. Aunque espero que pronto vengan nuevos aires. 

Mis amigos parecen tan raros, que intento retrotraerme al punto donde cada uno de ellos habría cambiado. Qué sucedió?... 

Al fin de cuentas sabía que contar con nuevas responsabilidades no iba a llegar a llenarme. Se que es una parte importante de lo que hoy en día me mantiene, sentirme útil.
Sin embargo por otro lado me siento sin importancia. 
Tengo miedo de estar haciendo mal, pero que otra cosa podría hacer más que aguantar esto?...

El año esta llegando a su ultima parte. Y en el pasaron cosas que yo jamás hubiese creído atravesar. 
No estoy preparado para muchas cosas que aun pueden llegar a pasarme si es que aun tengo la oportunidad de vivirlas... 
Por momentos estoy tan sorprendido por que parece que todo es en la medida justa para mí... como si hubiese un plan... como una broma macabra dispuesta como prueba, pero a su vez con grandes momentos... por otro lado siento que no estoy siguiendo ningún determinado camino y que es evidente que estoy perdido y posiblemente ese plan supuesto no era más que una gran mentira propia.

Tengo ansias de volver a encontrarme con esos momentos donde las cosas van mejor...
No quiero sentirme como ahora, tan sofocado... por qué me falta el aire... por qué esta  molestia en la garganta...
No creo haber hecho algo como para sentirme así. 
Este último tiempo no hice más que aguantar esta mierda. No lo quiero más... Hasta cuando? es siempre lo que me pregunté.
En algún momento esto será diferente? en algún momento podré rememorarlo sin acordarme de este dolor?


"En aquellos momentos donde la incomodidad es ser..."
EMNEDUYA

miércoles, 30 de octubre de 2013

Sus palabras, ahora quedaban perdidas en un mundo de desconcierto. Desanimadas en una cáscara de piel vacía desgajándose más y más. Junto a los pétalos esparcidos que decoraban el suelo.
Aquellos pétalos eran lo único que tenían color entre un ambiente pintado de matices grises. La única resistencia.
Quedaban vulnerables, sensibles ante el rugido del viento. 
Cada sonido, cada siseo, cada sílaba, cada factor de su pronunciación, cada apertura y cierre de la comisura de sus labios... cada letra que las componían, fueron calladas por el murmullo de las hojas, por el abstracto tacto del tiempo, por la canción del silencio. 
Cómo el silencio puede ser más alto?...
En su lugar quedó una sensación que lo hace respirar desesperado. Como si sus oídos se hubiesen llenado de agua, el lo escucha vibrando en su cuerpo.

lunes, 21 de octubre de 2013

El búho y el ratón... (Historia)





Dedicado con todo el cariño a mis amigos y a mis hermanos…

Había una vez... un búho y un ratón.
Los dos eran grandes amigos y siempre buscaban nuevas aventuras que poder compartir.
Es agradable decir que eran felices entre sus pertenencias, en una cabaña abandonada en el medio del bosque... libros polvorientos, pergaminos amarillentos, velas derretidas, mesas y sillones roídos, cuadros descentrados, y otras cosas habituales en una vivienda de espacio reducido al que se le acumulan objetos. 
Habían aprendido a ayudarse y a cuidarse mutuamente. A convivir con sus diferencias evidentes y a complementarse productivamente en beneficio. 
No era extraño suponer entonces que las tareas se les facilitaban comparándolo con lo que podían hacer por separado. 
El vivir les era más llevadero sabiendo que tenían al otro al lado, al punto de pensar en compartirlo todo, hasta sus últimos segundos si les era posible. 

El bosque que los rodeaba, los saludaba imperioso, con las ramas de unos árboles de todos los tamaños y todas las formas posibles e imposibles; estrechos, alargados, anchos y jorobados, con colores normales u otros más sombríos y extraños, grises, violáceos, dorados y rojizos. Árboles incluso con las formas más retorcidas generando una disposición de la más variada, despertando la imaginación. 
Aquellas ramas eran como brazos extendiéndose hacia todas direcciones o al menos así se las entendía cuando ellos las divisaban entre la ventana despojándolas mentalmente de sus vestiduras de hojas que también dibujaban figuras anormales.
El cielo más que parecer ajeno y lejano, se sentía realmente siendo una parte que componía aquel sitio mágico, vislumbrándose como una capa esférica, limpia y protectora, desde donde "comenzaba el mundo". Una capa que rodeaba las montañas que a su vez limitaban el bosque, componiendo un todo en el que estaban metidos.   
En la extensión del lugar, se contaba con un pequeño río, así como un lago, en los cuales danzaban luciérnagas por la noche. El pasto no se alzaba más que un metro en los sectores más descuidados. Aunque sin embargo mucha parte del suelo se decoraba de hojas, rocas, raíces y trocitos de madera.
Al fin y al cabo "la vida de la naturalidad" parecía estar presente todo el tiempo, respirando, en esa expresión del viento puro que llegaba de sus fauces, allí en lo más profundo, quizás donde nadie puso un pie jamás... Desde alguna caverna tal vez.
Un aire, que revitalizaba las superficies, humedeciendo los poros, siendo como la sangre viajando por unas venas invisibles en una red espectral interconectada transportando minerales.
En algunas horas aquel bosque se movía tranquilamente con balanceos regulares, como el ritmo de una abuela en una mecedora, adormilando el ambiente, o en otras, crujiendo los troncos amenazante cuando había algún intruso.
Los animales aumentaban su belleza, incluso entre medio de la brutalidad de la supervivencia del más fuerte.
No está de más decir que su terreno estaba constituido por variedad de elevaciones y zonas planas, sin tomar a esta última en su forma más literal, sumando pendientes y colinas difíciles de superar. Sin embargo en definitiva, la mayor parte de su territorio era explorable inclusive en aquellas cuevas ancestrales.
Los días eran alegres, llenos del cantar de los pájaros tanto como de las demás especies, y las noches ensoñadas, llenas de sombras contrastando con luces de colores, de los hongos, las flores y el polvo desparramado que brillaba solo con la luna.
Los aromas eran ricos, exuberantes, silvestres y exóticos. Mezclándose en resultados diversos no encontrados en ningún otro lugar.  
Allí en algún punto vivían nuestros dos personajes.
Para proseguir con nuestro relato, es necesario mencionar cómo fue el acercamiento entre nuestros dos amigos...

El ratón, ante la falta del dueño de la cabaña, pudo deambular con mayor frecuencia libremente sin ningún peligro. Un paraíso abierto completamente para él. Así su concentración cuando no estaba posada en algún objetivo de comida potencial, veía intrigado a un búho observándole en lo alto de un mueble. 
Este mismo tenía una paciencia inquebrantable esperando quien sabe qué dentro de su jaula. Y lo notaba así cada día, al punto de preguntarse si no estaría pasando hambre siquiera como para querer salir de allí.
Cada día se miraban completando una pequeña rutina o quizás podría expresarse mejor haciendo referencia a un hábito.
El pequeño ratón se preguntaba si no le molestaría al búho sus andanzas por la cabaña. 
Pero aquellos ojos, la expresión en su rostro, la cabeza medio metida entre sus alas como si una persona elevara sus hombros en gesto de timidez y sumisión, solo le advertían que parecían contemplarlo solemne, pacifico y a la vez asombrado.
Siempre encontraba aquellos dos grandes ojos viendo en su dirección. 
El ratón podía recordar una anécdota cuando en el medio de una escalada épica de un cajón, se había acordado misteriosamente del búho.. 
Sus dos patas delanteras estaban sujetas firmemente. Antes de subir sus otras dos patas traseras, quiso mirar sin poder soportar la intriga. Quería saber lo que aquel extraño animal estaba haciendo en aquel momento. 
Pasó su visión, apartando las cosas que estaban entre medio de los dos; sillas, una mesa, un jarrón con flores y algunos muebles, para finalmente notar la presencia de aquel. 
Casi se cae cuando entre ese hueco, detrás del vidrio de un frasco, un ojo alargado lo observaba (un ojo distorsionado por el cristal). El susto hizo que pataleara rasguñando la madera al no encontrarse con algún aferre. Pero al final, con esfuerzo, logró subir entre una agitada respiración.
Esta última remembranza le surgió pensando en aquellos globos amarillos siendo los ojos del ave, que ahora se le presentaron expectantes en un nuevo día que comenzaba como cualquier otro.
La desesperación más que afectar al animal alado lo atenazo a él.
Esa era la primera respuesta ante aquel acontecimiento que siempre ocurría, la interacción con sus miradas.
Entonces pasando por grandes obstáculos, sin dificultad como solo un ratón puede hacer, se abrió paso hasta la gran jaula. 
Una vez allí se las ingeniaron mutuamente para abrir la puertecita a la libertad.
En ese momento comenzaron a ser amigos. 
El ratón desde entonces recordaría como se habían conocido...: él paseando por la casa en busca de rica comida y toparse repentinamente con los ojos tranquilos del majestuoso búho, que lo observaba entretenido. Incluso sin alertar al dueño que por aquel entonces no se había ido aún.

La amistad era un regalo que sabían apreciar. Por eso, antes de dormir necesitaban encontrarse... se miraban como un acto de complicidad para luego poder descansar en paz con ellos mismos en sus respectivos lugares.

Ahora la vida era por un lado más complicada para el búho, cuando la realidad le decía que no tenía a alguien para darle de comer. 
La comida escaseaba y se encontraba en los lugares de difícil acceso dentro de la casa... Así que, si no encontraban, el búho debía salir por la ranura de la ventana hasta conseguir algo para él y su simpático amigo.

En una ocasión se quedaron a la orilla de la repisa donde se acomodaba una ventana, viendo las estrellas en una noche de navidad. No sabrían exactamente cuánto tiempo habían estado quietos simplemente acompañándose y pensando. Pensando en un exterior.

Ese pensamiento se intensifico de una manera especial dentro del pecho de cada animalito, así que no fue raro que las conversaciones entre ellos comenzaran a tener la tendencia del "afuera".
Sí, hay otros peligros fuera, pero la libertad era algo mayor en su debida proporción. Mayor que la “pequeña libertad” encerrados en esa casa.
Ellos que nunca conocieron lo que era en sí la libertad, se vieron aturdidos y emocionados en la revelación: No solo podían estar libres en la casa, sino que en un mundo más grande, vasto e inmenso...
Ese sentido de inmensidad por sobre algo ya de por sí grande avivaba una sustancia en ellos.
Sin embargo no solo había emoción, sino que también un miedo.

Siguiendo con aquel pensamiento revelador, el ratón le pregunto al búho cómo se sentía volar? qué se sentía tener alas?...
Le expresó sus ganas de tener un par también. Con lo que este le contesto...
- Cuando me sacaste de la jaula... Pude tener el espacio necesario para volar. No sabía que sabía hacerlo, pero sin embargo lo hice naturalmente como si estuviera grabado desde que nací. Lo que te puedo decir es que me hizo sentir más completo...-
Los ojos del ratón se hicieron dos globos luminosos contemplando la belleza del relato, sintiendo cada palabra como sincera... Especialmente aquella que hacía referencia a la plenitud, estar "completo".
Si él, el ratón, tuviera que salir al exterior, serían de mucha ayuda un par de alas...

De la misma manera el búho pensó... sabiendo que sería genial para la supervivencia tener aquella agilidad y capacidad para poder escabullirse casi en la totalidad de las circunstancias en las que contaban las más tensas y extremas.

Una noche unos niños entraron estrepitosamente a la casa. Dos de ellos eran agradables pero un tercero, el más grande, de unos 15 años, era bastante arrogante e insensible.
Mientras pasaba corriendo haciendo destrozos los pequeños lo miraban asustados insistiéndole que no haga tanto ruido, que tenga cuidado.
Esa noche, el búho y el ratón se asustaron y vieron como su casa era desordenada injustamente.

Cuando salieron de su escondite tuvieron que consolar a la señora araña...
Nada se volvió a saber de los chicos.
En otra instancia habían sufrido un intenso terror cuando un perro gordinflón irrumpió en la cabaña ladrándoles a través de una pared de madera por los que se abrían algunas ranuras de las malas conexiones de las mismas. Su hocico podía olfatearlos inequívocamente. Se salvaron por el dueño que lo llamo.

El búho y el ratón, entendieron rápidamente que el exterior podía ser hermoso tanto así como cruel. Y los días siguientes no pusieron un pie fuera.

Cuando tuvieron la confianza suficiente pasearon entre árboles cercanos, ya con el piso lleno de nieve.. y se quedaron en uno de ellos que a los dos les encantaba por su arquitectura.
Al comenzar el anochecer se escabulleron rápido a su guarida. Descubrieron que fue una decisión acertada al cabo de unos minutos cuando una fuerte tormenta hizo gemir y vibrar cielo y tierra.

La vida se había vuelto una total aventura para los dos... y si aun estaban vivos era por el entusiasmo de encontrarse solos.
A la tarde de un viernes el ratón le pregunto al señor con plumas...
-No tienes ganas de conocer a otros de tu especie?-
La chimenea sonó con el sonido de una diminuta piedra cayendo por su agujero, tal vez producto del tiempo avasallante que pasaba factura a las estructuras. Aquella chimenea en donde se encontraban los dos.
El búho al fin contesto después de meditar...
-No lo había pensado, pero creo que así estoy bien.-
Su amigo orejón sonrió.
-Y vos?-  le pregunta a su amigo.
-Yo qué amigo...?
-Vos... no querés conocer a más de tu especie...?-
-Me parecería entretenido, pero no es algo que me importe mucho...-
Se volvieron a mirar y sonrieron ambos.
Sabían que el uno se había convertido en alguien indispensable para el otro.
-Pensarían que somos egoístas y raros- exclamó el búho, con una voz divertida y algo más ronca por el énfasis...
Prosiguió...
-Otros querrían tener una gran familia, te imaginas..?... búhos y ratones por toda la casa...-
Esta vez.. el búho dio tal carcajada que se le desprendieron algunas plumas.. y el ratón se tiro barriga arriba para patalear.

La diversión los hizo sentirse plenos en su existencia. Después de unos instantes se sorprendieron intentando un juego nuevo.
El ratón, en un ataque de locura, había subido a la espalda del búho jalándole las plumas... tal como un hombre montando a un caballo. Entre pequeños gritos y quejidos divertidos, el pajarraco se lanzó volando hasta el otro extremo de la habitación.
Cuando aterrizo los dos gimieron de alegría...
-Choca los cinco...!- soltó el ratón...
-Solo tengo cuatro- respondió el búho viéndose pensativo la pata aun emocionado..
El ratón cerró uno de sus dedos y chocaron las patas.
-DE NUEVO- gritó el ratón... subiéndose otra vez.
Antes de terminar la frase el búho caía en picada al suelo para pasar rasante y salir acrobáticamente con círculos peligrosos por la ranura de la ventana...
El paseo fue muy agradable y llegaron a la casa cansados por toda la energía liberada.
Se acostaron cerca de un pequeño fuego que uno de los dos encendió... Un solo trozo de madera que se extinguió minutos después de encontrarlos sumidos en hermosos sueños.



Habían pasado años. Y los ánimos estaban menguando... ya no eran tan entusiastas, ni tan jóvenes... pero habían mantenido esa emoción como ninguna otra dupla semejantes (si es que alguna vez la hubo).

El pelo del ratón estaba más crecido y desprolijo... le resultaba muy gracioso al alado pero no le hacía ninguna gracia al nariz larga, ahora en actitud de gato, completamente manso sin hacer mucho más que estar tirado. Algunos ataques de locura a veces le agarraban lo que era una trasformación entre polos opuestos...
El búho decidió cortarle el pelo al ratón, aquel pelo gris y desparejo parecido ahora a una bola de pelusa.
Sin querer le dio un picotazo fuerte y comenzó una pequeña pelea... que se agrando.
Lo que podría parecer gracioso para algunos, era serio para ellos...
El ratón llego a pegarle con las patas y a mordisquearlo fuerte con sus dientes.

La primera pelea que tenían los había hecho sentir fatal. En soledad pensaron en cosas parecidas... no debían pelearse de esa manera nunca mas... pues aquel sentimiento era insoportable.
Mas que discutir por quien tenía la razón, decidieron dejarlo pasar sin importar quien estaba acertado o no.


Nuevamente otro año hermoso pasó casi fugaz.. natural.. feliz..
Nuestros dos tiernos amigos ya estaban más viejitos... pero sin embargo parecían jóvenes cuando jugaban...
Sus movimientos se convirtieron en torpes... el ratón perdido gran parte de su visibilidad también. Y el pelo y plumas respectivamente no hacían reflejo de su felicidad.
Los dos se miraron largo tiempo comprendiendo la suerte que habían tenido de conocerse...
Al fin el búho dijo..
- Sé que estás muy cansado… Pero que tal si hacemos un viaje...?-
El ratón se subió de nuevo a la espalda cómoda del búho…
Este abrió sus alas que parecieron más majestuosas que ninguna otra vez...
Y voló... aleteando fuerte, dando un giro para atravesar la ventana...
Los dos sintieron el viento en sus caras... y vieron la luna enorme entre millones de estrellas...
Por último se dieron una última mirada despidiéndose antes de que cayeran por vez definitiva al suelo...


Por Germán Castillo