Seguidores de lo oculto

domingo, 28 de abril de 2013

The outside filling me... the outside being me...


El exterior ingresando en mí.


Generalmente me gusta ver este tipo de imagenes y de reflexionar al respecto de lo que representan sin conocer las intensiones reales y especificas del autor.
A veces nos podemos encontrar con que expresan conceptos claros, otras veces la interpretación es diferente de cada quien.
La primera idea que produje al ver la imagen es justamente... esa sensación que tenía antes cuando veía la vida con algo más de magia (ultimamente me siento demasiado desanimado)... esa sensación de ver al universo intenso y vivo... realmente vivo, innegablemente funcionando.
Recuerdo ver la inmensidad y no poder evitar respirar profundo por la sorpresa de las revelaciones...
Ese aire, ese aire nuevo que ingresaba por mi cuerpo no era igual a siempre...
ese aire... me llenaba... me hacia sentir completo... me inundaba... me desbordaba. Retenía algo que jamás había contenido... y me aferraba a ello a dientes apretados sin saber exactamente por qué...  o quizás algo en lo profundo lo sabía sin titubear.
Era el momento en donde yo dejaba de ser yo... y aquello externo dejaba de ser algo meramente externo...
los limites a veces dejan de existir. Yo era el interior y el exterior, y el exterior era tambien yo.
Allí es donde se desprendian los matices y las imagenes impactantes.... los planetas y sus orbitas, las millones de estrellas brillando con intenso fulgor ya no más fuera de mí... la potencia de los mares y la vida... el misterio del universo entero.. la belleza de las auroras boreales, las formas extrañas de las constelaciones, con polvos de diversos colores viajando por el infinito monstruo del espacio.
Algo parecido a que si uno se tragase el exterior.

miércoles, 24 de abril de 2013

Ergo Proxy




Grato me es el sueño,
y aún más el ser de piedra,
mientras el daño y la vergüenza perduren
el no ver y el no sentir son mi gran fortuna,
no me despiertes, habla bajo.

"CARO MI È IL SONNO. E PIÙ L'ESSER DI SASSO MENTRE CHE IL DANNO. E LA VERGOGNA DURA; NON VEDER. NON SENTIR. M'È GRAN VENTURA: PERÒ NOM MI DESTAR; DEH, PARLA BASSO"
"MI RESPETADO, SUELO ESTAR AQUÍ DURMIENTE, A TRAVÉS DE LA TUMBA. LA DESTRUCCIÓN Y LA HUMILLACIÓN PERMANECE: NO HAY QUE VER. NO HAY QUE SENTIR. EL VIVIR NO ME INCOMODA: SIN EMBARGO REZO, POR FAVOR NO ME DESPIERTEN, PERMANEZCAN EN SILENCIO."


 

miércoles, 17 de abril de 2013

Como llegué aquí?...






qué paso con la vida? qué paso con las emociones?

Ahora cada vez me conformo con menos. Cuando era más joven veía a algunos adultos tan amargados... no los comprendía. Ahora entiendo... la vida nos endurece, nos exprime hasta secarnos, dejando unos ojos distintos.

 

Antes era uno de los “mellis” de quien solían hablar unas chicas a la hora del recreo en su colegio. De quien se esperaba mucho, y en el que muchas personas adjudicaban su respeto. Aquel que tenía futuro… pero sobre todo aquel que aun no teniéndolo podía soñar con una fuerza sin igual…



Ahora quién soy?...

Lo curioso era que aquel chico que alguna vez estuvo atento en la escuela, o desinteresado de la materia, tal vez estando inconsciente de lo que venía, pensando en tantas otras cosas que no tocaban

las puertas del infierno, riendo por una broma de algún compañero o

desarrollando una idea fuera de aquellas paredes, mirando por la ventana, ahora jamás detendría las imágenes que se le venían a la cabeza. La tragedia nos trasciende, nos antecede a pesar de que la formación nos haga buenas o malas personas.

El esfuerzo solo a veces no es suficiente. Si no viene con resultados, pronto se determina que fue un total fracaso.

Palabras dictadas...


Volver a tu país de las maravillas y encontrarlo corrupto


No es que no haya vivido nada interesante en este último tiempo como para exponerlo aquí. Sin embargo, aun me sigue pareciendo que lo ya expresado encierra un conjunto general inmenso. O bien aun no encontré la manera adecuada de ponerlo en palabras y es por eso mi reducida participación en mi blog.

Aunque quería actualizar las entradas porque la escritura es una capacidad que se ejercita a medida que se practica con frecuencia, apartando las facilidades y habilidad casi natural de algunos pocos, claro está.

También admito, tal vez se deba un poco a este momento extraño, donde mi interés se pierde y mis ánimos no son los más elevados que digamos.

 

Todo se presenta según como despierte en el día... creyendo en que todo pasará de la mejor forma posible, o intuyendo que será lento y tortuoso. En ocasiones me parece que no importo en lo más mínimo. El mundo sigue. Y no ese mundo que estas pensando, sino que mi mundo propio, en el que existen solo los que concideré importantes. Además, jamás podré entender y soportar la idea de que crean de una forma natural y lógica el trascurso de la vida a tal punto que no ven la necesidad de hacer absolutamente nada, con tanta comodidad y decisión que asusta pensar en considerar una posición un tanto disminuida de lo que suponía de mí...

Encontrar un camino no se hace una tarea fácil cuando solo pienso en correr atrás para tener mi revancha.

No es que se trate enteramente de "personas" hablando de una forma estrictamente individual. Este problema es un conjunto de condiciones dadas según momentos y variaciones.

Nada que poder saber con certeza, nada que planear, todo es un total descontrol

impredecible, es un monstruo engrosado, palpitando al ritmo de un asqueroso corazón, atentando con arruinarme cada vez que me siento con las fuerzas necesarias o cuando me confío en que estoy a punto de alcanzar.

No dejo de pensar en todo como un terrible impacto traumatizante, y yo soy incapaz de hacerle frente. Es cuestión de que mi alma mi cuerpo y mi mente se acomoden a las circunstancias. Y ese acomodamiento nunca será agradable pero es lo que espero...

Su proceso traerá una serie de sensaciones, muchas de ellas referidas a la desesperación.

Cambiar, aceptar, superar, para ya dejar de soportar, son algo más de lo que supondría por ejemplo ubicar huesos dislocados y trabajar en el error con tratamientos de comportamiento.

Supondrá la aceptación de la responsabilidad con los problemas, entender el error como parte de mí sin justificarme por ello, supondrá la evolución en las teorías, la prueba definitiva y suficiente de que se contiene a veces unas energías desde una extraña "reserva" ilimitada, fuera de los límites

de las dimensiones conocidas, la prueba real de que las fantasías existen. Y que se puede ser un héroe. O... de lo contrario, supondrá un resultado menos positivo... la culminación de una vida colmada por el desarrollo de un sistema donde una variable evoluciono en una catástrofe, no necesariamente de carácter acumulativo, sino de intervenciones sinuosas en momentos tan precisos como quirúrgicos, llevando irreparablemente al desastre. Acciones disparadas por

causas que las dejaron sin suficientes respuestas, arrinconándolas más y más hasta reducirlas.

Soy un peligro para mí mismo... me tensa la situación en la que siento crucial cada



decisión mínima de hacer o dejar de hacer... entendiendo el efecto o repercusión en mi historia...

En cierto sentido, aun no tengo completa noción de ello. Porque si la tendría… sería un enemigo constante. Es enorme todo lo que cambiaría aquella razón de conocer las alteraciones a partir de nosotros...

Me imagino entonces una hipotética situación en donde me entero de mi error justo después de cometerlo, como si algo divino me lo dijera, o como si viajara en el tiempo, sin margen para que aquel error comience a desarrollarse, incluso arraigarse como una enredadera que crece, envolviendo lo que puede. Solo descubrir el defecto en la composición, obligado a luchar por solucionarlo antes de que germine. Nunca me perdonaría.

Es entonces cuando creo que el conocimiento puede incluso afectar negativamente. Que seriamos capaces de hacer, de arriesgar, de dejar...? y eso como modificará la ecuación? Entiéndase la metáfora (la vida jamás será completamente matemática)

Entiendo que merezco sufrir si fui insuficiente, merezco morir si falle a las personas que más admiré, merezco sufrir cada uno de mis errores... merezco lo peor por no poder solucionar lo que jamás debió haber sucedido.

jueves, 11 de abril de 2013


Porque siempre que estoy por dejar todo irse tiene que pasar algo... parece una cargada...

La falta que hacen ciertas cosas...


De repente me encontraba realizando mis reflexiones, aquellas reflexiones que extrañaba. Siempre se producian en cualquier momento del día. Dudando sobre todo, poniendo a prueba la lógica. Creí que lo había perdido, pero como si se tratara de una capacidad innata se desprendio de la forma más natural, como si no hubiese pasado tanto tiempo.
No es que sea algo del todo normal y que cada persona realice ese tipo de pensamientos. Pequeñas muestras de experiencia cordinadas, ordenadas, conectandose.
Los pensamientos comienzan a ser valiosos cuando uno encuentra el valor oculto pero por si mismo y no porque alguien te lo diga. Es ahí donde el intelecto y el análisis quedan de manifiesto, se encuentran con uno a medida que se desarrolla, se expande y se contrae... entonces uno puede disfrutarlo como una de sus mejores creaciones. Viendo como tiene vida propia instante por instante.
Hace tiempo que solo me embargaban problemas y más problemas. Y no podía traspasar eso para dedicarme a reflexionar conceptos o pensamientos de caracter más globales. Es cierto que todo puede empezar con un caso particular y especifico como lo que le pasa a uno... pero pronto deja ese desentendido sobre el entorno y de creer que son conspiraciones o caprichos que le pasa solo a uno...

....
Uno de estos dias estaba yendome a bañar. Supongo que el momento se predispuso a dejarme listo para comenzar a conocerme.
Me encontraba inconscientemente aferrandome a la esperanza y lo supe en ese instante de forma tan intensa. Teniendo en cuenta que mis opciones eran claras... esta supuesta esperanza y la seguridad. Era tanto lo que había perdido que preferia arriesgarme y aferrarme a una esperanza para intentar desesperadamente reponerme, equilibrarme, mantenerme. Alcanzar rapidamente el resultado antes que atravezar un duro proceso en base a aquella seguridad que solo permite pequeños, diminutos pasos.
Visto de esta manera era un tanto cruel suponer que debía prepararme para tener resto, mientras yo sentía no poder más conmigo mismo. 
Dicho de esta manera no permitirá a los demás comprender lo que trato de decir.
Me lamento entonces por lo que estas palabras se hagan pasar.

viernes, 5 de abril de 2013

Lo que no se ve...


 



... Un teléfono suena en la pequeña casa de la calle Smird, cerca del parque.
En ese instante daría la impresión de que no habría nadie en el mundo...
Pero la verdad es que los vecinos del barrio se encontraban hablando de sus cosas, riendo, peleando, sintiendo, en definitiva... viviendo...
Esa contraposición de sentidos, de vacío y relleno, de abastecimiento y carencia, golpeaba las puertas de la realidad... Un mundo siguiendo con lo cotidiano, produciendo ruido, moviéndose, mientras en la vereda y la casa se expresaba la tristeza, la melancolía, la quietud. El lugar de los sueños, de la pérdida, de los objetos inanimados haciéndose al control.
Qué es lo que en verdad ES? La belleza del mundo? La tragedia del dolor?

El señor Nills jamás volverá a atender un teléfono. Nunca podrá...
Nadie lo levantaría de su tranquilo reposo...

Mientras, el teléfono insistente no se cansaba con sus tonos estridentes a intervalos. Tal vez aun la naturaleza dictaba que existía la oportunidad, la CAPACIDAD para que sea atendido. Entonces no quería darse por vencida aun sabiendo la falta de alguien en la cercanía.

La señora Danis no recordaba que hace un día fue a visitar al hombre, a entregarle las herramientas que le prestó a su marido...
Al niño Mickel sin embargo, algo raro le absorbería su interés, intuyendo extrañamente que una pieza fue desencajada.
No vería a aquel simpático hombre deseándole suerte antes de llegar a la escuela como siempre...

Las hojas de un árbol se amontonaran en el suelo aquella mañana, y posiblemente alguien lo notará dejándole sensaciones raras, pero pronto lo olvidaría. Probablemente lo dejará pasar como si fuese un simple engaño de la mente. Resultando en un volteo curioso de la cara por unos segundos y… nada más.

La hermosa pareja de aquellos dos, lo habían conocido. En un momento se podría decir que fueron cercanos amigos. Pero la distancia se interpuso sigilosamente hasta desgastar aquel especial vínculo.

Mientras el teléfono insistía y pedía a gritos desesperados ser atendido.

El periódico caería en la puerta de la casa, aunque no sería ojeado.
La carta enviada hace meses se perdería entre el desorden de papeles del correo incluso antes de siquiera comenzar su viaje para llegarle a nadie, con un buzón escupiendo vacío.

Un inocente bebe jamás en sus siguientes años de vida sabrá que fue sostenido en los brazos de él.


En este momento el sol empieza a ocultarse, y los rayos disminuyen su intensidad a través de las ventanas solitarias por donde se filtran, encontrando su hueco entre las cortinas desvencijadas.
Podría alguien recordar la mirada asomada por esas ventanas, dos puntos brillantes ocultos en trapos corridos por una mano, percibiendo la vida, añorando, buscando en la inexistencia algo de valor hiriendo la ilusión de la vista superflua.

Aquella comida comienza a juntar moscas y la canilla vieja que quedo mal cerrada goteará fríamente sin reparar en absolutamente nada.

En aquella pared se distingue una foto puesta sobre una tablilla de madera.
Con una sonrisa que se mantendrá por siempre.