Seguidores de lo oculto

lunes, 26 de agosto de 2013

Enfrentarse a uno mismo...




Acabo de hablar con una amiga.
Naturalmente empezamos a expresar aquellas cosas que nos suceden.
Le comentaba que había días los cuales sentía realmente muy extraños. En donde todo se hace negativo y confuso como si lo que me esperara sería triste.
Es captar una porción de las cosas y no poder salir de esa limitación asignada.
Ella me explicó que siente algo parecido... pero que tiene una "despersonalización". Ella se "encuentra" en los momentos, tal vez riendo, hablando con quien tiene en frente. Pero se lo imagina externamente, como si aquella persona que tiene al frente esta con nadie.
No sé si estoy seguro, pero ver las cosas de esa manera es una diferenciación en los sentidos y atender a ciertos "detalles".
Es feo, es horrible sentir eso. 
Puede que sea mas frecuente ese tipo de cosas en nosotros. Ver las nociones del día así de degenerativos puede suponer un gran problema.
Uno necesita distraerse rápido de eso, volcarse a otras cosas. Necesita guiar mejor el recorrido de cada idea y pensamiento. Necesita tranquilizarse.

El pensamiento puede estar regido incluso con elementos inconscientes...
de repente nos encontramos en nuestras casas en un momento aburrido. Mañana debemos atender nuestras responsabilidades. Y uno comienza a sentirse extraño e incomodo. 
Las cosas a veces no son tan malas. 
Hay que aprender a hacerle frente a uno mismo.

Tal vez se pierde el rumbo, tal vez se pierde la alegría, los proyectos a futuro, las esperanzas, las expectativas de que algo suceda. No tenemos que dejar que eso suceda.
Necesitamos un mundo que nos contenga mucho más. Sino la existencia de las personas se vuelvería parte de un destino azaroso.. donde parece que tenemos menos control del que alguna vez imaginamos.

Entonces pienso en lo que las personas a veces significan. En como alguien puede con algo mínimo alegrarte totalmente el día.
Necesitamos una medida equilibrada de cotidianidad con cosas nuevas.
En ese sentido la existencia puede ser tan sensible tanto así como si "no se pudiera arrancar una flor sin perturbar una estrella" ... 

lunes, 12 de agosto de 2013

Impresión y presión...


Qué hagoooooo!!!?

Solo espero que al final todo este bien... u.u
Este momento realmente parece ser uno de esos en donde hay un punto de inflexión. Donde el pensamiento puede llevar a una posibilidad o a otra... y luego si las cosas van mal uno se queda recordando cómo era estar aquí...

Tengo miedo pero espero sobreponerme... y voy a intentarlo.


jueves, 8 de agosto de 2013


...Como perder las ganas cuando estas ahí.. tan distante como para movilizarme a alcanzarte y tan cerca como para no dejar que mis ánimos decaigan...



El peso del pasado...


De repente me había acordado de la charla que tuve con mi madre.
Como si ese momento se hubiera preparado especialmente para ser rememorado en ese preciso instante que denominaría presente.
Simplemente dejé que el impacto contraiga mi cara y las imágenes me atravesaran viajando directo de un punto a otro pasando frente mi mirada...

No era algo que pueda alterar, que pueda simplemente dejar o frenar...
La función se presentaba en base al proceso y esta no dejaba de funcionar y demostrar el resultado...

"Qué paso?" "Por qué no se ven más?" me preguntaba…
"No lo sé" respondí esbozando una sonrisa mentirosa... que no pudo evitar demostrar el más puro lamento
...
"Ayy seguramente hiciste algo" comenzó a reprochar mi madre y a quejarse insistentemente...

No sé si saben lo que es eso... No poder arrancar de tu interior las palabras justas...
No sé si saben lo que se siente que te culpen de algo cuando vos no hiciste nada y saber que no puedes defenderte...
"que le hiciste? que hiciste?"

El planteo ya había sido visto anteriormente por mí…  
Por qué necesariamente debía ser yo el problema? La tristeza me presionaba hasta humedecer mis ojos… pero también la bronca y la ira de ver tal injusticia me enojaba…

"ustedes son muy aburridos" " las chicas de hoy salen a bailar"

Prejuicios y más prejuicios... tergiversación de los valores... adaptación a la sociedad actual...

Mi madre sin querer había creado un portal en mi cabeza para teletransportarme, con su voz, reproduciendo un tono que demostraba decepción.

Ayyy… cómo saber que algo tan simple puede resquebrajarte por completo...
Cómo tener cuidado con las palabras cuando no somos conscientes...?
Cómo ser más rápido que la velocidad del sonido para tapar nuestros oídos? o cómo tener control suficiente para apagar los sentidos o frenar la influencia de lo dicho?

Allí estaba… en la plaza... bien asustado en lo que acontecería...
Esperando con fuertes esperanzas a que se presentara...
Ella no estaba sola. Había llevado a sus compañeros de escuela, lo que me supuso una dificultad mayor teniendo en cuenta lo que significa conocer a alguien...

Después de un rato, nos sentamos en un banco… a excepción de ella que prefirió no hacerlo..
Y mi silencio solo contemplaba lo que ella hacía...

Fue cuando hablo con su amiga...
La escuche decir... "bueno al menos no son aburridos" con gran énfasis en aquella última palabra... totalmente molesta.
aahí me percate que sus compañeros habían empezado a tirar piedras a cualquier cosa como si fueran niños portándose mal...
y la amiga le comentó por esto que ellos “eran inmaduros”...
me percate también de que la respuesta se había acentuado particularmente PARA mí, con una inconsciente influencia para un adolescente que ya estaba quebrado por dentro...

Me mire a mi mismo regresando al momento, apareciendo cerca de mi madre... como si no hubiera corrido el tiempo desde que entre al ensueño...

Y luego regrese aquí donde me encuentro…

...

No es que eso se haya convertido únicamente en mi problema, más bien, se había sumado con los nutrientes adecuados para multiplicar la imponencia del mismo…
Supe desde el principio que era alguien estropeado, doblegado por una estupidez y que no podía ayudarme a mí mismo...
Si si… una estupidez que adquirió poder tal como para limitarme...
supe que estaba enfermo y que debía luchar contra mis propios demonios para poder salvarme, para poder intentar agradar a la gente... pero sobre todo agradarme a mí mismo...

En determinados momentos la bestia aparecía entonces acorralándome contra la pared...
complicándolo todo. Los demás jamás se enterarían…
En ese juego de entendimientos tan diferenciales, no sobre la vida, sino sobre mi existencia.. reflexioné el primer terror… la que me sometería a la interminable condena.

Entendía justo en aquellos confusos momentos que, en el instante, el aire empezaba a volverse en mi contra. Todo se volvía adverso...
necesitaba salir...

"y si pierdo… y si pierdo....” los labios de mi consciencia desesperaban… ”estoy perdiendo”... " nooo... claro que no estoy perdiendo.. sino que ya perdí"
Siempre fui demasiado lento para ubicar mi posición dentro de las situaciones…


Pobre... él jamás sabría aquel otro día que era mejor estar callado... pero en toda su vida ese hecho había sido su perdición... le habían enseñado que no necesitaban del silencio todo el tiempo... y cuando se trataba de ella quería demostrarle que podía superarse, que podía ceder… 
pero una vez que abría la boca, era justo el instante menos indicado... y lo fue cada uno de los especiales encuentros que tendría por el resto de su patética vida...

Las cosas se presentaban así de irónicas... como si fueran llevadas apropósito a tal extremo de confusión... y entonces acontecía una tormenta en su cabeza...
Que el destino, que dios, que el azar, que las casualidades… que la inconsciencia, la inocencia, que la injusticia  y la soledad, que el miedo, que la sensación de no volver a sentir lo mismo, la decepción y la tristeza por siempre…

simplemente empezaba a sentirse inseguro y los impulsos peleaban en una guerra... no sabia lo que estaba bien, se veía desbordado por el mundo complicado demandando respuestas de alguien diferente a mí... por lo tanto yo no era alguien de importancia...

Me juraba a mí mismo que yo era simple... que no era el problema, que el mundo estaba enfermo y podrido...
pero sin darse cuenta era el acontecimiento especifico que dictaba también mi naturaleza errática...

"... no puede estar mal lo que estoy haciendo... si es lo que antes pedían… como puede ser?"...
jajajaj era simplemente demasiado, inentendible para él...
los pensamientos entonces se acumulaban y se acumulaban demandando respuestas especificas... 


En determinado momento me di cuenta que el misterio era la respuesta que necesitaba para hacerle frente a esa soledad...
Uno quiere encontrar la manera de hacer que la soledad no sea algo molesto cuando sobre todo es algo que uno la tiene consigo constantemente.
Se abría un interés que sería una de las mejores cosas entre todas mis experiencias..

Pensé también en si…
Yo soy interesante?.. esa pregunta es relativa... pero indagando en diferentes acciones puede encontrar una respuesta global... NO
ok... ante ese hecho angustiante uno puede perderse...
pero “él intentaba responderse otra pregunta... en base a aquella...
Yo puedo ser interesante?...” y esa expectativa lo mantenía soñando por las noches…
Construyendo un pequeño rincón en sus pesadillas, para sentirse algunos segundos bien y que estaba haciendo algo que lo ayudaría…


Tal vez lo que deba preocuparme más sea… que es lo que yo creo de mí?

Siento que a veces las personas no saben qué hacer o que decir en determinado momento cuando están conmigo o por chat... siento que la primera impresión solo llega a ser eso, una primera impresión... o que la sensación de agrado por estar hablando conmigo sufre un repentino cansancio.


Espero que cuando pierda todo… al menos sea lo suficientemente digno para mantenerme conmigo…

Hoy no siento los ánimos necesarios para hacerle frente a mi estado y espero que el cansancio no me lleve a arruinar lo poco que pude haber avanzado...  

miércoles, 7 de agosto de 2013