Seguidores de lo oculto

viernes, 25 de abril de 2014

Desbordante...


Es curioso como se degustan las sensaciones y los sentimientos del interior, y como son absorbidas hasta la última gota tal si fuera nutrientes. Incluso es emocionante y a la vez terrorífico cómo hacen sus reacciones químicas los elementos opuestos en momentos tan cercanos. Adrenalina, excitación, exaltación, escalofríos, tal vez no sabemos las formas, pero sabemos justo cuando la ebullición esta pasando. Como si se desplegara una celebración en un mundo mágico y los calderos estarían desbordándose, burbujeantes, crepitantes...
Por un lado satisfacciones, por el otro... más vacío.
Podría intentar explicar y terminar complicando las cosas en un texto extenso que hablaría de un montón de cosas. Pero el tiempo utilizado para explicar ya paso y mientras las fechas de vencimiento se alzan en números rojos estancados... yo por mi cuenta trato de resolver aquellos problemas inconclusos... por mí mismo, no por alguien más.. ya que no tendría sentido.
El resultado ya esta a la vista y no es necesario hacer nada puesto que ya no hay nada que hacer.
Como si desaprobaras en una materia y por mas esfuerzo que le pongas a lo que queda del año no va a cambiar el hecho de que te llevaste la materia. Del mismo modo me siento. Solo practicando, o intentando solucionarlo porque me sirve solo a mí... como persona.

De nuevo exponiendo razones, tratarlas de formas abiertas, y no entrar ya en detalles para que yo solo entienda.

Buscando el misterio...




Sera a principios de mi adolescencia... cuando comencé a enfocarme en los misterios como lo hago justo ahora... Por aquel entonces sentía algo particular con cada soplo de viento, como amplificándose mi sensibilidad por la sinfonía de aquel ser invicible barriendo las hojas y haciendo vibrar los árboles y el ambiente completo... no sabría decirlo. 
Pero en cuanto a los primeros atisbos de misterios creo que se pueden extender hasta mi infancia. Quien no ha tenido un sueño raro o ha visto algo fuera de sus pesadillas? quizás inventado por una trepidante imaginación.
A lo largo de mis años he dedicado tiempo al encuentro de aquel "primer misterio", como la búsqueda de un sentimiento para saciarse, como un enamorado. Leí libros dedicados al tema, y me informé sobre aquellos misterios que incomodaban y revolvían mi alma. Desde OVNIS hasta sociedades secretas.
Es que uno se empieza a hacer una idea... hay algo allí?
Puedo ser uno de los pocos privilegiados en obtener uno de los mayores misterios?
Puedo por un segundo sostener uno entre mis brazos, entre mis labios o entre luminiscencias en mi mente...?
Esas ganas por ser parte de algo más grande, por superar la media, por creer en algo... me llevaron hasta este momento. He hecho suficiente?, claro que no... 
He desistido en mi camino y vuelto a empezar tantas veces. Aquello no es fácil, lo sé... por qué yo descubriría un misterio cuando algunas de las personas más brillantes no pudieron mas que dejarnos una idea. Y eso no es poco.

Quiero salirme de la materia fría y rígida y moverme entre las posibilidades del caos, quiero desfigurar las formas y dirigirme a lo abstracto.
Quiero encontrar un lago mágico en una noche, y danzar con las luciérnagas que revolotean. O descubrir el fauno en el bosque o caerme en el agujero de Alicia y el país de las maravillas.

Tal vez sea la sensación de que el misterio descubierto puede ser aquello que tanto le hace falta a mis días. Y pueda de una vez por todas estar en plenitud.
O tal vez sea perderse entre las cosas más "simples" y hacernos ajenos al tiempo...
De alguna manera incluso los segundos nos separan del miedo a morir instantáneamente, puesto que un segundo no puede ser tan largo como para matarnos de viejos. En todo caso el segundo nos separa de lo temido. Por lo que al menos nos podamos aferrar a una esperanza. El tiempo se acorta pero, de alguna manera, lo temido esta delante, aun en un instante inconcluso y ese concepto, esa idea, esa consciencia nos tranquiliza un poco más. Incluso si muriéramos de repente, esperaríamos un segundo más... hasta que todo se diluya.
Quiero sentir la hermosa sensación de despreocuparse, de pispear y mirar cada segmento con la atención que se merece...
Creo que eso es lo mejor de estar sentados en la plaza con la persona que más quieres... te das cuenta que no hay algo mejor que ese momento.

Pero quise en mi manía... por apurarme a encontrar eso que haga feliz eternamente a mi ser... adentrarme entre los cálculos de las probabilidades.... y a campos oscuros donde yo me encontraba intentando dilucidar la verdad. Cosas mucho mas abstractas que materiales.

Que hay de la vida cuando perdemos.. dónde esta el otro lado?
te seria difícil imaginarte que alguien en otra parte esta teniendo su felicidad más grande.... cuando tu, TU te estas desangrando...
Pero desde cuándo el misterio tiene tanta relación, casi enteramente con la felicidad? Por primera vez, entramos de lleno en la clave.

Me pierdo entre sentidos, por estar tan asustado y desesperado de encontrar algo...
me ahogo en mí mismo, parece que no hay nada que pueda sacarme esto...
y tan solo quiero poder suspirarle de nuevo al aire alegre...





lunes, 14 de abril de 2014

Reencuentro...



Hola...
Increíble como te necesito.
Siéndote sincero... hace tiempo que me rendí ante la posibilidad de recibir alguna señal tuya, en la que podrías aparecer, al menos fugaz y sorprenderme, demostrándome que me extrañas.
Pero cualquier cosa mala que haya pasado queda alejada ante la noción de todo lo que te quiero, y de que me muero de ganas por saludarte y encontrarme con que estás bien.
Las noticias malas se expanden por los medios, la tele, la radio, el Internet... es obvio que no me gustaría llegar a vos muy tarde por alguna desgracia, o que llegues a mí gracias a ello, pero no hablemos al respecto. No quiero desanimarme tanto sumando más cosas innecesarias, adjudicando complicaciones donde no las hay, cuando la realidad es que circulan este tipo de tragedias de forma cotidiana. De cierta forma todo lo referente a vos siempre me condujo a la confusión, entonces se vuelve crucial aligerar mi carga.
Tengo miedo de perderte, sin embargo todo apunta a que ya lo hice.
Te sigo sintiendo igualmente cerca... te pienso constantemente, y me acompañas incluso en las noches que doy vueltas en la cama, cuando no puedo dormir.... 
preocupado por alguna cosa... quizás incluso solo preocupado por lo que me genera esto sobre vos... y de sentirlo como si hubieran trabas, o problemas.
En todo momento fuiste y sos alguien más que simples inconvenientes míos. Intentaba demostrarte justamente eso con cada acercamiento. 
Las palabras tienen poder, y aunque esto sea abstracto e inmaterial, ojala que te llegue de alguna forma, si puede ser más directa que una simple presencia mía en cuerpo frente tuyo, donde el silencio es la primera reacción ante nuestro impulso.
El desespero deja de tratarse de lo que se siente particularmente en mi fracaso y su posterior solución, y empieza a ser parte de las razones de por qué no puedo verte.
Sos tan especial para mí, no te olvides nunca todo lo que te aprecio.
Podemos juntarnos cuando quieras en el bosque. 

...Y prometo intentar que el mal humor y el desanimo en los días más feos, no me pierdan... no me cambie tanto estas ideas, adoptándolas a posiciones más negativas. Sé que es difícil, más siendo yo, pero lo voy a intentar.