Seguidores de lo oculto

sábado, 27 de septiembre de 2014

Loser... !!!



Nadie recordará cuando él lo dio todo. Ni que para él era más que solo un juego. Sólo sabrán que el perdió. La historia mostrará una secuencia de final perfecto desde un lado incompleto, mientras risas se desprenden conformando la banda sonora.
No se frenaran a preguntarle sobre sus entrenamientos, en aquellas lecciones de vida, ni siquiera esperarán su regreso, no se preguntarán cuantas horas se pasaba cada noche, planeando y pensando. No lo sentirán temblar anhelando aquel objetivo puro que imaginó en sus tiempos libres.
Si hay algo de lo que deberían temer es que no hay quien tenga más hambre de victoria de aquel que no ganó.
QUIEN SOY..... esto es todo lo que tengo? soy el PERDEDOR... PER DE DOR....
Si hay algo de lo que estoy seguro es que... no dije la última palabra. Este no puede ser el final. 

sábado, 20 de septiembre de 2014

"Tienes.... un mensaje"...


Yo no estaba preparado para eso. De repente sentir tanta exaltación y nervios. Dejaste mi cuerpo temblando con todas esas palabras que jamas creí alguna vez serían dirigidas para mí. Y podría jurar que no estoy exagerando en lo mas mínimo. Siento que me quede corto en los agradecimientos. Porque esto es sin lugar a dudas lo mas hermoso que me escribieron. Tantos días engorrosos buscando algo que me haga sentir... y cuando menos lo esperaba volví a recordar eso que se siente cuando se es feliz de verdad.
Te pido disculpas por exponer algo tan privado en mi blog. Pero últimamente necesito volver a confiar en mí... y esto puede ser un recordatorio de que no estoy solo.


[Serendipia: Descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. También puede referirse a la habilidad de un sujeto para reconocer que ha hecho un descubrimiento importante aunque no tenga relación con lo que busca. En términos más generales se puede denominar así también a la casualidad, coincidencia o accidente].

Conocí a un Ger en primavera siete años atrás,  en aquellos días el tiempo pasaba más lento y los soles pálidos no daban la luz suficiente para ocultar nuestras sombras. Hace poco escuché a alguien decir que la razón por la que se dice que la verdad es la luz, es porque ante ella no hay absolutamente nada que se esconda, cuando se proyecta la luz entera sobre un objeto este es descubierto, desvelado y las sombras, los secretos y aquello que uno quiere ocultar acerca de él, quedan expuestos. ¿Por qué te digo esto? Porque creo que la luz está sobrevalorada, y no me malentiendas, no es que  desprecie algo tan maravilloso, mágico y hermoso como la luz, ¡imagínate! Los arboles crecen hacia arriba para alcanzar la luz, en la selva hay plantitas chiquitas con grandes hojas para captarla, todo se ve hermoso bajo ella, claro y real, cálido, suave y  familiar, sin embargo creo, siempre he creído que hay algo que se nos escapa con respecto a las sombras.

En la obscuridad, el silencio y la quietud toman protagonismo, aquello que ante la luz nos es familiar en las sombras resulta fantástico, irreconocible, extraño. De niña afirmaba que la noche tenía su aroma, mi mamá me preguntaba: -¿A que huele?, yo sólo podía decir: -A noche
Nuestros sentidos se agudizan y nos preparan para lo incierto, los astros lejanos y quizás ahora inexistentes nos dan una mirada del universo que se extiende ante nosotros mostrándonos la inmensidad de lo que existe, y haciéndonos preguntar los límites de la existencia, los limites de nuestra ciencia e incluso los de nuestra razón.
Me imagino  tu mirada preguntándose porqué divago así, pero después recuerdo que eres como yo y también divagas con suma facilidad, y no puedo evitar sonreír.

Toda esta divagación tiene un objetivo y es explicar la gran serendepia (suena mucho mejor en ingles xD)  de mi juventud. En aquellos días era yo una joven atormentada, la cruz de mi existencia llegó en forma de libro y de soledad, la ansiedad social era parte de mis días y aquellos tiempos los recuerdo mucho más obscuros de lo que seguramente fueron,  mi mente me traicionaba constantemente y la palabra que mejor distinguía mi estado constante es: Angustia, autentica y cruel angustia, sin embargo nunca estaba tan sola y en mi mundo había un pequeño niño llamado Osiris quien era y es actualmente mi mejor amigo, éramos freaks y nerds a más no poder así que vivíamos en foros de Harry Potter, como los gorditos con granos que todos conocemos. Yo no era gorda. Yo no tenía granos.
Haha en fin, alguien publicó algo de otro foro que se veía bastante sombrío e  interesante y como mi curiosidad nunca me deja en paz, entré y me percaté de inmediato de una persona que ni siquiera conocía pero cuyos comentarios seguían de una forma perturbadora la línea de mi pensamiento, lo agregué, hable con él, y así conocí a mi Ger.

 Yo no lo buscaba, yo buscaba un lugar donde pudiera encontrar sosiego en la soledad de volver complejo lo que aparentemente es fácil y encontré un Ger, y hoy en día creo que todos deberían tener uno en la vida, porque así el vivir, que de por si es maravilloso se vuelve una experiencia incluso más grata, porque así es fácil creer en la magia, porque ¿Qué tan sola puedo sentirme, cuando alguien que conoce todo lo que soy existe? ¿Qué tan triste puedo estar si en el mismo planeta, en el mismo espacio de tiempo, en la misma realidad está alguien que está conmigo sin siquiera estarlo?

Entonces entre el ruido y la velocidad de los días, entre tanta gente, reuniones, planes y comidas, entre la monotonía y el caos, todo se detiene, y puedo verte un momento y dibujarte con acuarelas de sueños en un lugar totalmente desconocido (aquellos que solo tú conoces), rodeado de personas que jamás he conocido, por las callecitas que frecuentas, las cuales no veré, y siendo tu, con toda tu esencia, con la mirada extraña de aquel que piensa mucho más de lo que dice, con las palabras que tienen la fuerza de mantener a alguien en pie, cuando  cree que ya no puede más, con el conflicto constante en la cabeza, y la magia que solo los Gers del mundo tienen, y entonces cuando pienso que en este instante estás en alguna parte del mundo siendo y existiendo, algo se estremece en mi al maravillarme del simple de hecho de contemplar lo que somos, somos humanos y somos muchos y el mundo avanza tan de prisa y todo se mueve en frenesí, más de cien mil personas han de estar pasando en este segundo por el momento más feliz de su vida, más de la mitad deben estar destrozados, alguien seguro está leyendo nuestro libro favorito, o pensando exactamente lo que nosotros pensamos ayer antes de dormir, alguno más deben estar deseando conocerse entre si y encontrar en esta locura algo se sentido al toparse con su casualidad, al encontrar al golpe de suerte que les hará la vida más fácil de vivir, más bella de morir, yo la encontré en ti, tú eres mi serendipia, te encontré sin siquiera buscarte, y sin conocerte te quiero, porque atravesamos y rompimos el convencionalismo de las relaciones humanas al poder hacer una conexión profunda sin jamás haber hablado,  con solo palabras puedes darme los abrazos más fuertes del mundo, y esta sensación, está sensación de que hay una realidad más allá de esta, en la que puedo abrazarte y contarte cuentos y podemos hacer tartas con frutitas y sonreír hasta que nos duelan las mejillas, y cada vez que pienso que la mayoría de la gente allá fuera vive sin vislumbrar esa realidad me doy cuenta de que todos necesitan un Ger en la vida.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Algo extraño...









Transmutación, transición, incondicional...




De repente empiezo a pensar, que tras tantos problemas en realidad hay un armado minucioso y exhaustivo de mí mismo para lastimarme, inconscientemente.
No hay por qué sentirse tan mal... 
Me vienen esas ganas de dejar las quejas... 
Todo podría ir mejor, yo podría ser alguien.
Siento que puede cambiar... y la felicidad está a un paso o más cerca de lo que creí jamás... No estoy seguro... pero... y si es así? y si lo es?
Quiero hacer algo al respecto...decirle algo...
No entiendo por qué mi boca se mantiene tan cerrada?
No es ese el problema sin embargo, ni la falta de ánimo que marca mi humor.
Yo podría querer hasta siempre...
Pero el querer se trasforma en un valor sensible...
Lo que uno quiere es de una gran importancia siempre, está implícito...
Aunque qué es lo que pasa cuando no es lo mismo para la persona a quien va dirigido?...
ese valor se desmotiva, enferma, se transfigura... se topa con la interrogante de si es incondicional... 
A caso la persona "viva" no "muere" si no lo es?
La persona "muerta" puede "vivir" solo si así lo es? En resumidas cuentas...
Se puede vivir sabiendo que no es mutuo? se puede olvidar? se puede superar? cómo es la vida entonces si se comienza a digerir esas nociones? 
y si se puede superar en que casos específicos? 

Aveces del resultado salen cosas espantosas, otras...
otras acaban siendo estados inestables de transiciones sucesivas...
hay algo allí que se rescate? o todo es confuso como si los valores se aniquilaran?
hay una voluntad que gana entre ellas? algo que sea claro y llegue a la superficie?
No es una consecuencia obligada... es decir, no por querer a alguien eso signifique que te van a querer.
Dónde esta la fuerza que le da vida a ese hecho? dónde reside la energía impulsadora? 
... se quedará sin combustible?
Lo único que sabemos a veces es que... todo arde, tal como si el combustible fuera infinito y nada de ese dolor parecería tener final...

Se revolcará en la basura de sus deshechos hasta estar tendido allí sin nada... 
Hasta que aquello, aquello extraño que te hace abrir los ojos sorprendido... 
vuelva a comenzar...
Sera cuestión entonces no de mantenerse como pensamos, sino de dejar las cosas libres, ser lo que deben ser.