Seguidores de lo oculto

jueves, 30 de octubre de 2014

Desgajos del misterio...



No sabría bien por que pero ese día era ideal para estar con mi amiga.
La tarde se había precipitado como si ese sábado se quisiera perder rápido en el olvido. Si hay algo que se me venga a la mente al instante sobre esas horas de sol, era la belleza de algunos pájaros volando vigorosos sobre el barrio tranquilo, hasta caer en los arboles distribuidos agradecidamente por las inmediaciones.Y los rayos atravesando las ramas enmarañadas.

Curiosamente la noche despertó con una luna brillante buceando en un mar de estrellas, y el aroma de los arboles y sus hojas se dispersaba con el viento.
Me sentí un poco mal al principio porque no había podido arreglar nada con mis otros amigos, sin embargo tuve la posibilidad de hacer algo divertido.

Quizás los dos estábamos demasiado animados con toda la predisposición, ya que el camino de ida hasta llegar al lugar planeado se hizo cuanto menos super agradable. Flotaba magia en el aire y eso solo era posible si una extensión bastante importante de mi entorno se encontraba bien. 

Bromeábamos y hablábamos naturalmente notándose la comodidad que sentíamos los dos. Aguardando algo puesto adelante de nuestro camino, algo que iba a suceder, semejante a unos niños apunto de cumplir años, o aguardando impacientemente la navidad.

El destino me era muy conocido, el pequeño cine del barrio. Pasaba casi todos los días de la semana por allí. Sin embargo nunca había ido particularmente a ver ninguna película. Generalmente nos juntábamos en el shopping algo más grande, además no era por nada, pero Maicin Cinema era solitario, ideal para las parejas de turno que ingresaban para aprovechar su intimidad.
A mi amiga y a mi no nos importo.

Si algo faltaba esa noche fue el componente extraño de la recepción y las ventanillas para sacar entradas.

Las ventanas estaban manchadas y no parecía haber nadie. En un rincón apartado del resto encontramos una ventanilla más. Era una cabina de menos tamaño que el resto, podía estar dentro una sola persona únicamente, aunque el espacio no resultaría demasiado reducido como para que la misma se sintiera privada de movilidad.

Lo que sucedió fue que sentimos una enorme curiosidad. Era evidente que el lugar se encontraba cerrado, no se escuchaba ningún murmullo, ningún sonido de alguna película rodando. 

Adelantándome en mi iniciativa me predispuse a echar una mira a través de la polarizada ventanilla. Ni el menor indicio de nadie. Nunca había visto que una cabina de esas en donde se venden entradas tenga una ventanilla tan oscura, creí que se debía a un sistema de tapado para impedir mirar en su interior. Esa razón estúpida era lo primero que se me ocurrió para dar con la solución a esa rareza. Pero los dos nos quedamos helados cuando del interior se percibió apenas un movimiento, como si algo dentro de despertara normalmente y nuestras mentes hayan tardado tanto en reaccionar que se encontraron con un impacto mayor al que hubiésemos tenido si no estábamos tan despistados.

La forma humana pareció acomodarse y con su voz clara dijo:
- Hola, son veinte pesos - como si fuese una frase que la haya dicho tantas veces que un tono característico la desenvolvía...
Era la primera vez escuchando a esa persona evidentemente, aunque esa sensación me daba, tal como si se pronunciara una frase practicada.
Nosotros confundidos nos preguntamos que películas estarían dando... así que me apresure a responder simplemente:
-Que están dando esta noche?-
-Solo estamos dando "Entre sus murmullos"- y agrego 
-Es la última función-
No nos extraño. Eran las 10. Siendo un lugar como ese era normal que no tuvieran trasnoche.

Teníamos esa una oportunidad y no queríamos desperdiciar el momento, así que aceptamos la propuesta.

Pensé que era un buen momento para hacer un buen gesto y pague por los dos acercando el dinero a un orificio pequeño. Al instante desapareció el papel verde con un movimiento tan rápido como sutil. No pude ver sus manos. 

Las entradas que nos dieron a cambio nos parecieron anticuadas, viejas por decirlo de alguna manera entendible. Estaban sucias y el papel acartonado era amarillento y arrugado. Debían de ser así para dar la sensación de antiguo.
-Apuesto a que es de terror-Largue con una mirada que intento expresar aires de misterio.

Antes de empezar el pasillo no pude evitar dar un vistazo a mis espaldas, simplemente fue un impulso, algo en aquella persona que nos había vendido las entradas me daba escalofríos.

Tal vez fue mi imaginación, podría jurar sentir a esa persona aun sentada en la misma posición casi como si estuviera esperando mas gente, viendo seguro mas claro que nosotros a través de esos oscuros cristales.

La luz era tenue ayudando a ambientar el lugar en un suspenso desesperante, supimos cuando entramos que eramos los únicos.

Seria muy difícil explicar la emoción que sentía, mi corazón latía a mil, mi amiga estaba espectacuralmente mas linda que nunca. Algo parecía hacer vibrar el aire.

Se escucho una serie de sonidos, algo se encastraba en el fondo a lo alto, y un aparato parecía prepararse para ponerse en funcionamiento.

El leve sonido de la cinca rodando nos sumergió en las primeras imágenes camuflándose perfectamente con las sombras. La pantalla estaba en negro.
A continuación percibimos el ruido de un anciano quejándose y golpeando algo. Lo que quisiera que hizo resulto ya que finalmente la película comenzó.

Los primeros minutos mostraban a una chica de risa fácil estando con sus amigas. Luego cuando estas se fueron, su mirada cambio dramáticamente perfectamente uno podía darse cuenta que estaba ocultando su estado, posaba aquellos ojos haciendo un pozo en el suelo con una tristeza sin igual. Levanto su frente y lo vio a él y lo siguió con su mirada hasta que aquel muchacho se perdió en el tumulto de gente en la escuela.

En ese momento aun teniendo mi mirada puesta en la pantalla realmente deje de prestarle atención, y note como mi amiga casi disimuladamente me miraba.
Seguramente no se dio cuenta que yo lo estaba notando.

Lo que menos puedo explicar fue el impulso de mirar en ese instante sus ojos...
Así que voltee mi mirada y nos encontramos ahí... asustados por eso.
Los pensamientos comenzaban a acudir... debía decir algo?
pero antes de siquiera completar alguna idea, hubo un "click" y la película se freno.

El silencio volvió a inundar la sala. La oscuridad se intensifico, sin embargo se podía ver un poco por las luces tenues puestas aquí y allá.

Nos quedamos esperando a que arreglen el error, unos diez minutos mientras hablábamos intentando alejar el tema de nuestras miradas chocándose, intentando adivinar las cosas que sucederían en el film.

Después de unos quince minutos yo me irrite y dije con voz alta para que alguien en el fondo donde controlaban los aparatos me pudiera escuchar:
-Queremos ver la película ya nos estamos yendo- Quise obligarlos a que lo corrigieran de inmediato.
No hubo ni el mas mínimo sonido.

Nos extrañamos muchísimo los dos. La situación estaba tensa y decidimos largarnos de ahi aun mas enojados que asustados.
Cuando cruzamos nuevamente el pasillo largo nos encontramos con las luces mas apagadas que antes y eso ya no era ninguna buena señal.
-Creo que se fueron le dije - a mi amiga en un susurro.- 
Nuestras manos se mantenían unidas y así salimos demasiado atentos y asustados.

Aun hoy en día ese cine se encuentra abandonado. Posiblemente hayamos sido sus últimos clientes.
  

miércoles, 29 de octubre de 2014

El miedo puede ser tan grande como profundo lleguemos a pensar el tema...



Puedo estar en la seguridad de mi cuarto... en ese lugar conocido e intimo hasta que un pensamiento abarque la totalidad de mi mente y me teletransporte a otro lugar. Es curioso como trabaja la mente y es un tanto mas si notamos que sucede en los momentos donde tenemos miedo. Que haya mencionado mi cuarto supone un agregado particular... en que lugar uno se podría sentir mas a gusto? Y sin embargo no podemos dejar de tener pesadillas. Aun recuerdo los miedos de pequeño cuando me sumía en la oscuridad... después de un rato mi mente estaba cubierta de una idea terrible de muerte en donde estaba en peligro... porque es así el miedo?
Ahora pensándolo me doy cuenta que poco a poco los pensamientos felices son relegados a paranoias... a sucesos extraños donde eso bueno comienza a ser siniestro lentamente. Basta con una duda... basta con un problema sin resolver para transformarlo en un miedo completamente devorador. Lo comparo con los dementores de Harry Potter... así como si fuese un dementor parece haber una presencia que no notamos que comienza a despejarnos de todo lo bueno... nos hace olvidar... y solo pone ante nosotros cosas feas. Si nos encontramos en una noche con mucho miedo basta con expandir las fantasías buenas y los recuerdos mas alegres... hagan el intento. Pero sin embargo en esos instantes de terror nos consume una infernal sensación de tensión y angustia... queremos salir pero estamos atrapados enfrascados en la idea... si pensamos en un camino... en una ruta de escapa... se vuelve en nuestra contra y es peor...
La inactividad es consecuencia de no saber que hacer ante ese peligro...
Creo haber leído que uno de los métodos mas prácticos para superar miedos es enfrentándose a ellos. 
Podemos imaginarnos entonces a un niño saliendo de entre sus sabanas parándose en frente de la bestia viendo que nada malo le sucede... por ende ya el miedo se aleja.
Somos victimas de nosotros mismos. Los miedos nos consumen.

sábado, 25 de octubre de 2014

All Star...






No es que vaya a cambiar mi destino... haciendo vibrar las partículas al rededor de mi cuerpo con pensamientos...

Ley de atracción, ley de causa y efecto...
No es que tenga la potencia suficiente como para cambiar las cosas adrede.
La seguridad es una virtud puesta en aquellos a los que la vida le dio la oportunidad de creer.
Más he conocido de esos cambiadores que simplemente siguieron un impulso sin darse cuenta que producirían lo que realmente querían. Suponía de esa manera que solo debía ser espontaneo.
Solo hay héroes históricos, tan grandes que pudieron desafiar la vida misma y yo no soy quien para compararme con ninguno de ellos.
Tan cerca pero tan lejos.
Suponía que tal vez debía mantener la pelea. Pero sabemos como termina. No hay más razón. No había ninguna razón en ningún sitio. Entonces se autoconvencia. Hasta el momento los golpes habían sido duros pero superables. No más que el recorrido de un niño creciendo. Pero las cosas se habían desfigurado a tal punto que no sabía lo que era cierto.
Todos le decían en lo que creer... las personas y los medios, "el sistema". Había decidido ser un rebelde exiliado, un proscrito capaz de cambiarlos por dentro, de sembrar la duda aquí y allá con la que los misterios puedan avanzar mas deprisa en su acometida y plan final, rasgando sus almas.
Era alguien que pensaba en grande... y heme aquí tan rendido. A quien la estupidez humana venció.
No... no sigas, déjalo,
No... no te aferres, ya esta muerto...
No... no hay magia en el viento... todo esta inerte... todo es frío.
Cuando las cosas se ponían feas, recordaba pensar en las soluciones, no tardaba mucho en activar un proceso escondido en el inconsciente trasformando sus penas en la comida para nutrirse y hacerse más fuerte.
Noto como aquel proceso quería ejecutarse, lo sentía en un momento donde se suspendía en el tiempo... ahí esta, ahí va..... como la recarga de un dispositivo concentraba su energía en una bola contrayéndose hasta no contenerlo más y explotar... hasta que la tensión eleve los valores exponencialmente en múltiplos aparentemente "aleatorios", iba a hacerlo cuando finalmente algo fallaba y sentía los cables chispear. Un cortocircuito. Desde entonces todo era ruin.

Quizás la razón final trate sobre eso.... aparentemente nada sucede. Pero los resultados no son más que las supuestas cuentas internas.... Se rendirá, o se atreverá a arriesgarlo todo,

Un suspiro se mantiene en el aire... algo esta a punto de suceder.  

martes, 14 de octubre de 2014

Por qué? por qué pasa esto? Puedo seguir "señales" que me hagan caer?...

Hay ocasiones donde mis palabras quedan silenciadas y no significan nada al lado de esas canciones que escuchamos alguna vez en la radio de un auto, o en algún otro lugar.



Losing my Religion - REM -

Oh, Life, is bigger 
It's bigger than you 
And you are not me 
The lengths that I will go to 
The distance in your eyes 
Oh no, I've said too much 
I set it up 

That's me in the corner 
That's me in the spotlight 
"Losing my religion
Trying to keep up with you 
And I don't know if I can do it 
Oh no, I've said too much 
I haven't said enough 
I thought that I heard you laughing 
I thought that I heard you sing 
I think I thought I saw you try 


Every whisper 
Of every waking hour, 

I'm Choosing my confessions 
Trying to keep an eye on you 
Like a hurt lost and blinded old fool
Oh, no, I've said too much 
I set it up 

Consider this 
Consider this 
The hint of the century 
Consider this 
The slip, that brought me 
To my knees, failed 
What if all these fantasies 
Come, flailing around 

Now I've said, too much 
I thought that I heard you laughing 
I thought that I heard you sing

 I think I thought I saw you try 

But that was just a dream 
But that was just a dream 

That's me in the corner 
That's me in the spotlight 
"Losing my religion

Trying to keep up with you 
And I don't know if I can do it 
Oh no, I've said too much 
I haven't said enough 
I thought that I heard you laughing 
I thought that I heard you sing

I think I thought I saw you try 

But that was just a dream 
Try, cry, why, try 
But that was just a dream 
Just a dream, just a dream... dream


No quiero despertar, nunca!!!

Hay personas que piensan que pueden llegar a entendernos.
Pero no podrán hacerlo jamás.


No podía creer que de alguna manera siguieras ahí. Por qué? A caso es normal que algo así suceda? qué tengo que creer? qué... debo esperar algo con esto? no debo esperar nada cierto? Mejor ser precavido... y que sabés si no soy capaz de moverme? esto ya es suficiente como para que quiera salir corriendo a sacarlos a todos y querer abrazarte hasta que te canses de mí.
Creía que mis acciones no habrían sido lo suficientes, o que mi estupidez me saco la posibilidad y derecho de tener alguna esperanza, fui el inepto, el único responsable de dejarme vencer.
Que haya hecho eso después de tanto tiempo fue una de las cosas más importantes e impresionantes que me dedicaron. Es como atravesar situaciones insorteables, realmente lo digo. Situaciones que se transforman en lo estándar por algo, porque las personas normales no son capaces de cambiarlas o superarlas; Yo me hubiera alejado, me hubiera perdido para siempre, pero no me dejaba, no podía evitar... esperar, escribir cosas, mirar de reojo, SENTIR. Sentir como nunca nadie me hizo sentir. Vos te hubieras alejado si siguieras el normal razonamiento. Fue entonces que comencé a tomar la posibilidad de que tenía que ver con algo más grande que nosotros. No podía ser así de casualidad. Algunos lo llaman "señales", sé que queda de una forma más interesante así, aunque tal vez solo sean por cuestiones un tanto más ligadas a palabras menos inspiradas y simples... otros lo adjudican a términos más abstractos, filosóficos, complejos o "romanticos" el destino, la vida, lo que esta escrito desde un principio. No se si tenga que ver con algo así, no se si será por su composición desde la esencia que esta envuelto en resultados determinísticos o que las variantes que propusimos desde la originalidad resulto en "la pequeña causa que desato la gran tormenta" en el concepto del caos. Siempre estuvo allí, pero para llegar ahí cambiamos lo ordinario.
Sin embargo, cada mínima intercepción me daba la pauta de que los secretos estaban de nuestro lado, pero suponía que solo era un maldito engaño que luego me hundiría más, al igual que siempre... ("no puede pasarme a mí") Y aunque no fueramos lo suficientemente inteligentes para comprender lo extraño que había en el trasfondo, (a caso tu lo entiendes?) algo nos mantenía en pensamientos alejados, proyectando, aun después de estar acabados, aun convenciéndonos de que nos merecemos sufrir.
No puedo creer que "eso" haya llegado tan lejos, y si fue así, estoy completamente seguro, es porque aun hay algo de esa cosa rara que no sabría siquiera explicar, que nos hacía diferentes, y que desprendía químicos en el interior. Aun hay un aroma en las noches, que se esparce desde las sombras, y se escabulle como hormigas haciendo cosquillas en mis adentros, recordándome cada vez que estaba nervioso, haciéndome estarlo en este momento. Todo eso y más Nunca termina. Nadie puede destruirlo.

Prueba Libros

Prueba Libros 3

Libros Fantasia