Seguidores de lo oculto

lunes, 30 de junio de 2014

I am...


"No, no matter how far we've come
I can't wait to see tomorrow
(with you)"

Difícil de ver...



Y de la nada salta de nuevo una especie de exposición de la escena. Con fuegos artificiales y ritmo disparejo.
Las palabras intentando ordenarse, los sentidos que faltan, las frases hechas y las explicaciones creativas del intento de sensaciones nuevas o quizás aun no reflejadas con total justicia. Y también el tiempo... el tiempo que se extiende dejando incomprensible las razones junto a la intolerancia de su propio estado.
Solo silencio, silencio de la quietud atormentada por el suspiro del viento. Aun cuando se alboroten sus pelos no habrá movimiento... 
Mientras la batalla vuelve a su auge... y él no quiere ver matarse los unos a los otros. Está cansado.
No perderán ninguna de las dos nociones, solo perderá él que no sabe en que creer.
En sus palabras secretas o en los recuerdos que dejan en evidencia la falta de hechos concretos con que pueden sustentarse...
Todo se vuelve confuso. Quiere despertarse, reaccionar como lo haría cualquier persona decente. Tal vez justo eso hacia que todos se alejen. Ver sin saber un cuerpo muerto vestido de vivo.
Tarde o temprano algo en su interior les decía que era una causa perdida, que no actuaba, que no decía, que no vivía, era lo mismo a nada.
Cuando sus ojos parecían dirigidos, su alma se alejaba.

Por más de que el esté perdido, herido y desprotegido, de alguna manera, intentaba protegerla.
Si hay algo que elegía era justamente la preferencia del cuidado de ella por sobre su propia persona.
Como puede proteger alguien devastado a otra persona te preguntaras. Y pensó en algo... en una planificación extraña... ; mientras se estaba perdiendo mas y mas y los pedazos se partían como cristales de vidrio roto en el derrumbe, él la contendría en una pieza. La abrazaría con su mirada, la acompañaría en silencio, sin la necesidad de decir palabras muertas.

lunes, 23 de junio de 2014

Angustia...



Tampoco es tan extraño que me suceda esto.
Otras personas encontrarían su tarea que hacer, cosas pendientes, trabajos incompletos. Quizás por voluntad propia, o quizás por estar obligados frente a su circulo social, a una decisión moral laboral, porque tendrán miedo de las personas, o de las consecuencias. Pero yo no. No es que este implicado a fondo con esto, no me siento una parte fundamental, no tengo tampoco voluntad para ser el imprescindible, esforzarse hasta más no poder para subir escalones en los puestos jerárquicos como si ello fuese de un valor sin igual.
Aquí estoy y no me quejo en ese aspecto. Me esfuerzo bastante por lo que me corresponde pero sigo con una gran confusión de que rumbo seguir, a donde estoy yendo en realidad... que es lo que busco y por que. Esas cosas estaban algo mas claras antes.

Así que no es raro encontrarme en el trabajo por un momento sin tareas, pensando en que hacer. Y es ahí cuando otras personas chequearían los documentos, afinarían datos, preveerian acontecimientos y problemas. Pero yo me baso mas en lo personal. Pienso en mis cosas, le doy vueltas a los temas que se incendian en mi cabeza. Automáticamente evoco aquellos sentimientos, aquellos recuerdos con el nombre en clave de "la cuestión pendiente".
Si leyeran los escritos mis compañeros de trabajo, no se como quedaría o que pensarían, pero quiero correr el riesgo. Tal vez esto me sirve para acomodar cosas.
No me siento tan culpable de no ser como otros.

Viví postergando el punto crucial creyendo que no estaba todo perdido. Quería creer en ella como si eso significara cumplir con un pacto de sangre.
Esperando... pero sin embargo ya estaba todo decidido y no habría cambios. Por que los habría?
Expectante, nervioso, con miedo... cada acercamiento era así de intenso. 
Cómo se puede seguir sabiendo que al final estaría perdiendo? era una posición asegurada, pero el necesitaba mantenerse con vida.
Por eso... preparaba su alma y tranquilizaba su dolor. Pensando que algún día podría ocurrir aquello por lo que tanto había luchado.

Todos sabían que había perdido, ellos sabían, yo sabia, ella más quien nadie sabia. Como mirar su cara entonces? como reaccionar y que decir? 
El aire rondante era feo... las definiciones no estaban concretadas pero eran casi seguras... por que suponer que se podrían resolver? por que esa estúpida esperanza¡?
Pero no podía darse el lujo de ceder un centímetro. Debía ser fuerte, debía ponerse de pie como sea... frenaba a tropezones la frustración, la impotencia, las quejas... se aferraba a los hombros y se levantaba. Se golpeaba la cara para despejarse de lo que no era seguro, de todas aquellas confusiones, para centrarse en lo único seguro... yo.. la quiero... y nada más. No quedaba espacio para otra cosa. Como podría sino aguantar el peso, el dolor que intentaba intensamente hacerse paso?
Las voces entonces eran calladas... no estás aquí si yo no lo creo.
Esa es la ignorancia a la que uno se sume... la completa destrucción ante la inactividad... luego la sorpresa nos golpea. A eso puede llegar el hombre, a incapacitarse en su totalidad.
Pero había razones, había algo... que lo alentaba a ello. Como saber si era un mal menor la opción decidida?... preferir frenar los impulsos... dejar egoísmos...
un egoísmo que buscaba extrañamente la autoprotección, un egoísmo que quería tirar por la borda formalismos. "Yo soy Ger"... "yo soy Ger".

Pero nada surgió después de la nada, ni siquiera la destrucción... él no grito mas que en sus adentros... él no se dirigió frente a la mesa llena de objetos para tirarlos enloquecido al suelo. No pataleo, no le pego a nada. Eso no era ni siquiera de su derecho....
Se comió entero esa sensación... dejo consumirlo, tuvo que escuchar el crispido de como lo quemaba, de como presionaba maltratando la última barrera...
Qué haces cuando notas la muralla caer y sabes que nada lo impedirá?
Solo le quedaba presenciar lo inevitable y lo vería hasta que el evento eclipsara en el final... y la última partícula de polvo se dispersaba para reposar en el eterno silencio. Ahh si supiera de los secretos, si supiera el monstruo que hay detrás de cada reloj. Aquel instrumento no hace justicia a la bestia que mira en su interior.

Y que hacer con el espacio cuando no te sientes cómodo en ningún lugar ni siquiera recluido dentro. Miro al mar galáctico desplegado en el cielo, donde las estrellas aun brillaban... Te odio.. fue lo único que pensó...
En la melodía de la tristeza relegado a un momento indefinido dentro de su perdición... intentaba recolectar pedazos entre las rendijas de los susurros.
Cuando es la insurrección en donde aquellos mismos se transformaron en gritos desesperados que rezaban agresivamente "LEVANTATE" ...??
No era una bestia del caos para sembrar pánico, terror, oscuridad... era solo un humano con ganas de revancha....
Cuando tenia vergüenza de si mismo, lo llamaba a él para que viniera a ayudarlo.
Y lo dejaba llenar sus adentros con la tranquilidad de lo seguro.
Y no era mas que una voluntad fuera de lo humano... una respuesta ante aquellas bestias indestructibles del universo... una traba a sus caprichos... yo no soy su juego... yo soy su incomprension... yo no soy su terror, pero si parte de su perdición... yo soy ... D... ARGHHHT... GARTH... ZARG... RAGZ...!! el balbuceo de maldion se freno dejando lugar a una sola frase completa, segura y desafiante...
YO SOY DRARKNILLION... no van a callarme, voy a ser escuchado. 


Prueba Libros

Prueba Libros 3

Libros Fantasia