Seguidores de lo oculto

lunes, 17 de febrero de 2014

Proyección...



No se si hay muchas cosas claras con lo que respecta a mis sentimientos.
Últimamente prefiero rendirme ante la tentación de adentrarme a peligros, a la búsqueda de caprichos dentro de un cofre envuelto en la peor tormenta.
Llega un punto donde las cosas cansan, total, que siga intentando va a traer iguales resultados.
Resignarse puede ser tan aliviador como traumante. Tan beneficioso como improductivo. Todos aquellos sentidos que te dicen por experiencias personales, todas aquellas cosas que lees en internet, en ocasiones no expresan en lo más mínimo las cosas de uno. Esas pequeñas verdades se quedan en un marco reducido a sus mundos. Pero he ahí la cuestión, y que pasa conmigo? cómo es que se producen las cosas y cómo me afectan particularmente a mí?
Soy de esas personas aferradas a muerte a lo que quiere, pero cuando eso que quieres no te quiere... las cosas adaptan un color triste por días enteros. Aunque nada nuevo estoy diciendo con esto.

Cómo serán las cosas mas haya de mis ojos es algo que jamás podré estar seguro, es ahí cuando veo la tragedia , cuando me pongo a pensar si en una de esas me estoy perdiendo las nociones mas alegres que alguien pueda concebir jamás y disfrutar... y que estén tan solo a un paso, a la vuelta de la esquina, o a la vista.
No poder percibir las cosas de una buena manera es una tragedia?
Por que deberíamos ser un objeto armado por palabras ajenas, autoengañandonos todo el tiempo con positivismo?
Tenemos que encontrar nuestra medida, y si no lo hacemos lo lamentaremos.

Somos quienes tenemos que aprender sobre nosotros mismos. Ese hecho a veces recae de una forma inconsciente. Es una responsabilidad.
Aprendemos a soportarnos, a lidiar con nuestros defectos, a producir los objetivos de la forma que podamos aun en contratiempos. Aprendemos a tener una forma estable. Es impresionante la psicología. Y como algo dentro nos lleva o intenta, por más de que pensemos que este todo perdido.
Algo dentro esta percibiendo esa mirada triste que tenemos... tal vez aquel observador propio exista más de lo que creemos. Tal vez esa forma separada de uno mismo, aquello que producimos como si fuésemos alguien ajeno para protegernos, al final nos ayude.  

Que será de aquel que pierda toda su capacidad para fantasear, crear realidades alternas y escapar por un segundo recluido en sus paisajes mágicos más profundos?

En su parte más mecánica la vida puede ser un completo vacío.
Ir a trabajar o estudiar, tener pareja e hijos... Todo parece estandarizado. Tenemos que recordar los sentidos, mantenerlos. De lo contrario caeremos en un punto de la realidad, una de sus partes que de seguro no nos gustará.



viernes, 7 de febrero de 2014

Escrutar...


A veces es sumamente difícil meterse en la cabeza de los demás. Creo que la cuestión se complica sobretodo cuando 
esa persona es alguien que nos importa. Por que de alguna manera queremos llevar los sentidos de sus ideas y palabras a un marco donde nosotros estemos lo más beneficiados.
Así que nuestros propios sentimientos nos sirven como guía para armar el recorrido, los procesos, las metodologías que nosotros suponemos que esta persona utiliza, para entenderla, para anticiparla. Y en muchas ocasiones seguro que estaremos equivocados. La resolución que finalmente aferrarían no es la que nosotros hemos marcado como opción.
No estoy diciendo que de la forma mas analítica y profunda aun no podríamos esclarecer o encontrar algunas de sus ideas.
Pero siempre se debe tener en cuenta los obstáculos con los que uno se encuentra al escrutar mundos ajenos. Y de como una cosa puede significar millones a la vez, o incorporar variaciones, cambios espontáneos. El mundo puede tener un ritmo según la persona... y las leyes son distintas. 
Esta pequeña "explicación" no es mas que el intento por "iluminar" las aguas turbias que se generan entre el entendimiento de uno hacia otros.... de las formas mas extrañas e intrínsecas posibles. 

Se supone que tengo que ser fuerte, que tengo que poder con esto... se supone que deba salir adelante casi como si nada hubiese pasado...
Ahora se supone que debo aceptar todas las cosas y tomar el lugar que me toca.
Voy a seguir gritando que están errados, que mientras hicieron todo lo que pudieron, aun había algo importante que debieron haber tenido en cuenta. Voy a ser para esas personas lo que mejor pueda ser cuando me piensen, y también aquella parte que hace confundirlas sobre lo que realmente es cierto.

Esto es una pelea perdida en donde nadie gana nunca, porque lo que hoy es ganar, mañana es igual a perder.. lo cierto es que ella actúa mejor de lo que podrían hacerlo los demás, pero no sé si debería tomarlo como excusa... 

Cómo hacerle frente a la vida... en todo caso cómo actuar frente a cambios espontáneos, a quien puedo culpar si no es a un sistema entero interaccionando... cómo dejarle toda la responsabilidad si sus respuestas solo fueron la reacción ante los cambios que se producían dentro...?

Lo mejor es dejar causas perdidas... no hacerme tanto problema porque terminan cosas que estaban destinadas a terminar y prestarle atención e interés a lo eterno... dejar la tensión de lado y dejarnos llevar... 
sé que cuando queramos darnos cuenta estaremos ahí de nuevo reencontrándonos en nuestro lugar especial. No hay forma de que no seas parte de mi vida.