Seguidores de lo oculto

domingo, 26 de noviembre de 2017

La paranoia de los perros...




Un llamador de ángeles sonó en el patio de los Gurnintons en esa fría noche.
Mientras la señora Myriam, en la cuadra de enfrente, pasó por el pasillo a oscuras sin percatarse que en el cuarto de los libros se movía la blanca cortina desde detrás del sillón.
Un gato saltaba al cesto metálico de la basura para después salir corriendo como si una rata dentro lo asustara.
"Una noche extraña" pensó Harrys, mientras suspiró mirando el familiar panorama del barrio.
Con su pijama de tonos azules se metía a la casa luego de cubrir ese bulto de cosas viejas que tía Lucy había dejado allí a la mañana. Los harapos, algo sucios y con feo olor, habían comenzado a desprender una tinta rojiza que él suponía eran producto de los efectos de la intemperie golpeando alguna maquina ya de por si rota escondida entre trapos, decoración olvidada y otros trastos.
Jhin subió las escaleras cansada para acostar finalmente a su hija Victoria. Le dio un beso en la frente y arrimó la puerta, a continuación bajo los escalones, apagó la última luz de la entrada principal, trabo el cerrojo y cuando se dispuso ir a la cama se percató de ese hecho inusual. La abuela Dorothi desde el interior de su casa permanecía con una mano levantada para sostener las cortinas, inspeccionando por su ventanal del comedor al exterior en un punto interminable del horizonte.
Travis puso candado a su garage y le grito a Wulf para que se callara. "AAgh Cállate maldito perro!"
La noche fue decorada por el viento fresco de intervalos regulares y una constante canción de ladridos de perros producto de cada animal en el vecindario. Hasta los mas lejanos ladraban o se quedaban aullando como si todos se pusieran de acuerdo para hacer bullicio.
Stuart el pequeño niño de la soberbia Ruby abría los ojos esa noche producto de los ruidos.
La rata de la alcantarilla de la calle Malcoy Finz se quedo petrificada con los ojos saltones antes de resguardarse, que sería lo común en una rata. Si lo verías cerca podrías notar como su hocico intentaba olisquear el aire.


Alguien paso rápido por las rejas de los Borich, los tres perros se alborotaron tanto que Michels salio a tirarles un trozo de carne para que se distraigan. A lo que los perros no hicieron caso, siguiendo con sus agresivos rugidos.
Desde el árbol de los vecinos nuevos se cayeron precipitadamente algunas hojas solo vista por la luz del patio.


El muchacho de gorra roja, por su parte estaba en esta ocasión sólo, tirado en el muro. Suponían que durmiendo después de unas cuantas botellas de alcohol. Pero era raro que su pandilla no lo acompañaran.


Su figura tendida exhibida por el juego de luces y sombras era una imagen sumamente retorcida.

Desde la pequeña casita de vigilancia en la esquina, la oscuridad de la ventanilla no permitía distinguir nada dentro. No aparentaba haber nadie, pues la quietud era apabullante.
Probablemente esa noche nadie estaba en el puesto. Lo único perceptible en ese vidrio era un reflejo tenue de un farol lejano.

Rocky por otro lado, aquel viejo y tranquilo perro esta vez estaba gruñendo a un desconocido detrás de las rejas. Por su postura debería estar a solo unos centímetros, pero Victor no logró notar nada desde su posición.

Y Ruffy, el cariñoso cachorro de los Pierce se despertaba en medio de la alborotada noche. Tal vez porque sintió una briza gélida en sus pelos como si algo quisiera advertirle de algo.
Quizás una perturbación despertó sus sistemas con el extraño sentido de la intuición, sobre la alarma de la invasión por parte de lo desconocido en su interior. Una sensación tan particular que puede asustar a cualquier ser... incluso al perro mas corajudo.




jueves, 23 de noviembre de 2017

Dial Tones...



Deja vu y otros similares... (por N3ri)

En esta oportunidad quería compartir esta información. Especificiamente estaba buscando sobre el "jamais vu" el efecto contrario al conocido deja vu. Ya verán de lo que se trata.
Aclarar por ultimo que lo siguiente está creado por N3RI, y extraido de su blog del cual dejo su enlace, para animarlos a que lo revisen:

http://n3ri.com.ar/2010/03/deja-vu-y-otros-vu/




Hoy tuve otro deja vù de esos “difíciles de explicar científicamente”. Uno de esos en los que no sólo sentís que algo ya lo viviste, sino que además podés decir “y ahora va a pasar tal cosa” y ocurre. Me suele ocurrir seguido.
El nombre científico de este fenómeno es paramnesia. Pero es ampliamente conocido como “Deja Vù”, del francés “ya visto” que, como la mayoría sabrá, es esa sensación de que ya experimentaste un hecho que estás viviendo en ese momento. Es algo que a todo el mundo le pasó en algún momento.
Lo que les quería contar es que existen otros fenómenos parecidos, o podríamos decir tipos de deja vù:
Déjà véçu o “ya vivido”. Es el fenómeno del que la mayoría hablamos cuando decimos haber experimentado un “deja vù”. “Esto ya lo viví” solemos decir.
Déjà visité o “ya visitado”. Es una experiencia menos frecuente, en la que se experimenta la sensación de ya haber estado anteriormente en un lugar nuevo.
Déjà senti alude a lo “ya sentido”. A veces ocurre que experimentamos una sensación familiar, pero no está unida al recuerdo que la genera. Sentimos algo, sentimos que no es la primera vez que lo sentimos, incluso sentimos que “algo” lo causaba, pero no recordamos qué. Un ejemplo de esto podrían ser los escalofríos.
Jamais vu o “nunca visto” es un fenómeno relacionado. O se podría decir que es lo contrario al deja vù. Es el no recordar una situación familiar. Es la sensación de estar experimentando algo por primera vez, aunque no sea así, incluso sabiendo “racionalmente” que no es la primera vez. La persona momentáneamente no reconoce un lugar, una persona o una palabra que debería serle familiar.
Presque vu o “casi visto” es el fenómeno generalmente conocido como “lo tengo en la punta de la lengua”. Es la sensación de casi recordar algo pero sin llegar a hacerlo. Recuerdas que esa persona es familiar, recuerdas que la conoces de algún lado, pero no de dónde ni quién es. Es saber una palabra, recordar que se la ha usado, pero no poder decirla.
L’esprit de l’escalier o “el ingenio en la escalera”, es la situación que muchas personas describen como “se me ocurrió demasiado tarde”. Puede ser desde una respuesta ingeniosa a algo que nos dijeron hasta un recuerdo que necesitábamos con anterioridad y ahora ya no nos sirve. Incluso una solución a un problema que ya resolvimos de otra manera (o dejamos sin resolver y ya es tarde). Incluso cuando tienes un presque vu, la gente suele decirte “déjalo, piensa en otra cosa y al rato el recuerdo te saltará repentinamente” Y es cierto, si nos distraemos, suele ocurrir que después de un tiempo recordamos lo que queríamos rememorar.
Bueno, estos son los fenómenos que describe la wikipedia. Pero yo podría agregar algunos más (no sé francés, así es que voy a inventarme los nombres):
Soñe vù o “¿esto lo viví o lo soñé?” Algunas personas (como mi caso) tenemos sueños muy vívidos y muy relacionados con nuestra vida cotidiana. Y recordamos muchos sueños, cosa que a la mayoría no les pasa. Bueno, suele ocurrirme de vez en cuando que no sé si algo lo soñé o realmente lo viví. Y es debido a que pude tener un sueño muy realista relacionado con algo que me pasó y luego cuando lo recuerdo, me cuesta diferenciar las experiencias. Por ejemplo: soñar que hablabas con un amigo y le contabas algo; y días después decirle “pero si esto ya te lo conté” (no, nunca se lo contaste)
To do vù o “tengo que hacer algo”. Llega una determinada hora, o estoy en un determinado lugar y tengo la sensación de que tenía que hacer algo. Recordamos que al llegar a casa debíamos hacer algo, pero no qué era lo que debíamos hacer. Es gracioso, es como que la “alarma” interna se activa, pero no activa el recuerdo asociado. Algo parecido es el caso de anotar en la agenda algo y luego no recordar qué quisimos decir. “Hablar con Pablo”. “Cajonera”.
To did vù o “tenía que hacer algo”. Esto parece ser que sólo me pasa a mí. Tengo algo que hacer y lo hago, pero luego no recuerdo que ya lo hice. Es como que no actualizo la información en mi cabeza y sigo pensando que todavía lo tengo que hacer. “Tenía que contarte lo del nuevo trabajo” – “Neri, ya me lo contaste”. Es que pienso tanto en que debo hacer algo, que ese recuerdo queda grabado tan fuerte, que supera al recuerdo del momento en que ya lo hiciste.
Distinto vù o “vos dijiste, yo dije”. Un fenómeno que siempre me llamó la atención. Dos personas, que estuvieron en el mismo lugar, vivieron la misma experiencia, pero la recuerdan muy distinto, incluso de manera contradictoria. Asumamos por un momento que ambas personas son honestas, ninguno miente, realmente creen lo que afirman. Es el clásico “vos dijiste esto, yo no lo dije”. Me parece fascinante porque ponen en evidencia lo frágiles que son nuestros recuerdos en realidad y cómo rellenamos ciertos espacios con nuestra imaginación, para que tengan sentido en el contexto de lo que recordamos. Generalmente nuestra mente no se inventa todo un recuerdo enorme, pero hay veces que una pequeña diferencia cambia todo el sentido del recuerdo en sí. Una pequeña frase o un gesto o un objeto que recordamos que en realidad, nunca existieron.
Invente vù o “lo que no entiendo lo invento”. Yo siempre digo que si mi madre, mi hermano y yo viéramos una extraña luz en el cielo, mi madre diría que era la Virgen, mi hermano que era un OVNI y yo que era un extraño meteorito. Y es que nuestros cerebros intentan entender las experiencias extraordinarias, completando los agujeros con pedazos de cosas familiares. Mi madre es religiosa, jamás vería un platillo volador en esa mancha lumínica que flota en el firmamento. Su imaginación intenta explicarlo y usa el material que tiene. Lo mismo con mi hermano y conmigo. El problema es que esto no ocurre sólo en casos extremos, ocurre a diario. Lo noto cuando explico temas “informáticos” a alguien que no es del palo. Si le pido que me lo vuelva a decir con sus palabras, surgen inmediatamente esos “rellenos imaginativos” que inconscientemente usaron. Y eso me sirve para entender qué parte les quedó claro y qué parte “tuvieron que imaginar”.
Dialoga vù o “no sé quién lo dijo, pero lo dijo”. Otro que tal vez me ocurra solamente a mí o a unos pocos más. Hay veces que recuerdo toda una conversación, lo que dije, lo que me contestaron, lo que pensé… pero no quién estaba presente, ni qué tenía puesto, ni nada “visual”. Por alguna razón, tengo cierta facilidad para recordar diálogos. Pero a veces no puedo recordar con quién estaba hablando. “¿Te lo conté a vos o a mi otro amigo?” “Estabas vos, tu hermano y quién más?¿No?¿Tu hermano no estaba?”
ACTUALIZACIÓN: Agrego otros que se me ocurrieron últimamente:
serendipi vù o “te encuentro en todos lados”Serendipia es una palabra muy curiosa, que describe un fenómeno también muy peculiar. Una serendipia es un hallazgo afortunado o inesperado. Algo que ocurre por casualidad. Más específicamente, se usa para cuando en ciencias haciendo experimentos de una cosa, realizan un descubrimiento inesperado de otra cosa. Los que ven la serie Dr House, notarán que esto le pasa muy seguido al protagonista.
Pero no es exactamente ese fenómeno al que quería referirme, sino a otro que suele pasarme cada tanto. Cuando te ocurre una casualidad (serendipia) que “parece que no es casualidad” Es cuando aprendés o le prestás atención a algo, y empezás a verlo en todos lados. Se parece al deja vù en esa sensación de “causalidad” que sentimos frente a lo que, simplemente, es una casualidad.
Usemos de ejemplo la palabra “serendipia”. Yo ya la conocía, y me encantó la primera vez que la aprendí y supe su significado. Convengamos que no es una palabra de uso común. Hace pocos días, me la volví a cruzar (lamentablemente, no recuerdo dónde) pero desde entonces, “pareciera” que me la cruzo por todos lados.  Me vino perfecta en una conversación con un amigo antes de ayer, para sintetizarle en una palabra lo que él me estaba contando que le había pasado. Recién, viendo un videotutorial, escucho su equivalente en inglés cuando terminaba el vídeo. Y así varios ejemplos ocurridos en pocos días. Lo mismo me había pasado con otras palabras, por ejemplo recuerdo que empecé a usar mucho la palabra “patético”, y de un día para el otro, empecé a escucharla por todos lados (incluso en un programa de la tele la usaron como chiste repetitivo)
Mi mamá por ejemplo, tiene el “superpoder” de “llamar a la gente con el pensamiento”. Te nombra a alguien (generalmente a la hora del almuerzo o cena) y ese alguien te llama por teléfono “justo” un rato después.
Pero puede ocurrir con cualquier cosa: que “justo” te cruces con esa ex novia, a la que hace años no veías, pero que ayer te acordaste de ella. Esa casualidad que parece causalidad y algunos interpretan como “¿Me estará queriendo decir algo el universo?”

---

Quería dejar un comentario más que quizás no es la idea más original del mundo, pero asumiendo que la vida-naturaleza-existencia trabaja de cierta forma, lease fractales/ciclos/semejanzas y estructuras repetidas a nivel macro y micro... no sería tan disparatado pensar que lo que se vive en un Deja vu podría ser esa "estructura" o vivencia repitiéndose en otro "plano"/"universo paralelo"/"tiempo", dentro de los multiples que existen.



lunes, 20 de noviembre de 2017


La noche esta calma...
El cielo sin estrellas miente!
No puedo evitar tener la sensación de que todo el mundo se "cierra" un poco más en la oscura noche, cuando no hay presencia de esos pequeños puntos en lo mas alto. Todo parece indicar que estamos cubiertos por una pared de un solo matiz. No entiendo por qué a veces parece infranqueable.
Pero hay un mundo inmenso ahí.
La forma de vencerlo tal vez es... viendo a otro lado.
Se escucha un perro llorar, y los gritos de una persona inconsciente del exterior existente, quizas en ese momento no sea tan existente.
Algunas personas conducen sus autos por la larga carretera... mientras pasan cientos de faroles con luces mas artificiales que hace unos segundos. El viaje es el destino? el viaje no es ni el punto de partida siquiera... ¿es el intermedio quizás?  A veces el mundo de afuera ya no importa. Ese paisaje monótono no tienes que dejarlo que te mate. Poste de luz, porte de luz, cartel de señalización, auto en el carril contrario pasa con un "shhuuuum" 
Aun las luces de algunas ventanas se mantienen encendidas aunque parece que no hay vida dentro.
Otras casas sin embargo estan completamente a oscuras como si cada una de estas fuera el escenario ideal para una película de terror.
Alguna vez estuviste en un micro yendo por la ruta viajando en una noche.
Los pasajeros de al lado están dormidos, todo esta calmo, sabes que hay un conductor, que la quietud se esfumará con las primeras luces de la mañana, o cuando alguna vejiga llame a su dueño a sus necesidades. Pero sin embargo... parece como si nadie estuviera, ni ellos allí, ni los de afuera. 
El campo se abre, hay pasto y pequeñas casas se muestran aqui y alla cada tanto. Tampoco pareciese haber alguien cuando se entra en alguna ciudad o pueblo. Quizas todo parezca muy... "artificial".
Los locales y sus ventanales engañan con el presagio de que al otro día alguien atenderá en ellos y vendrá la gente.
Pero en ese momento parecen tan... solitarios, tan... sin sentido. 
El sol saldrá más tarde porque lo hizo de la misma forma ayer, y anteayer de igual manera desde que tengo noción. Aunque algo hace que esta noche parezca eterna, tal vez este segundo de reflexion... quizás detener uno su propio tiempo. 

miércoles, 15 de noviembre de 2017


No tengo ganas de pensarlos… riéndose de mí. Pero sé que puedo generarles eso.
Se que soy muy estúpido. Ver cuando mi esfuerzo es una minúscula pelotita de inconsciencia… concentrada en un punto… mas de ganas y exaltación que cualquier otra cosa. Fea y aparentemente carente de interés. Sin razón de ser… es lo que dicen.
A veces es como si estuviera a punto de irme de viaje a un lugar lejano por varios meses.
Se sentiría mi ausencia?
Perdido en el medio de la nada, en la cima de una colina apartada del mundo.
Mientras la vida sigue.
A veces las manos se encuentran mas doloridas aun cuando contienen vacío.
Y sientes que debes respirar lento y llenar tu cuerpo de aire aspirando para poder lograr saciar el mundo que pesa dentro y desespera, pero intentas mantener la calma.
Un visitante… es lo que soy… alguien curioso en el principio pero de quien es mejor no aferrarse.
Un simpático y cálido personaje al que mas temprano que tarde descubrirás que es de otro lugar y es por eso que no te molestaras en seguir conociendo…
Nunca terminaría de ser un extraño… y pronto marchara por sus senderos, tal proscrito ambulante intentando de hacer cada espacio su lugar, un ermitaño.

En las conversaciones el los nombraba… pero sin embargo el no era nombrado. Y ni siquiera una idea era dirigida a su memoria.

Naturaleza...




Creo que uno a veces intenta tranquilizarse con pesamientos agradables.
Escuchar por ejemplo que la naturaleza es "benevolente" supone un alivio en esa intranquilidad que aflige nuestro día a día.
Supone que lo malo viene por algo bueno, supone que vale la pena el esfuerzo, que lo puro, que la dignidad pase lo que pase al final prevalecerá. Movemos nuestras piezas como si al final una fuerza estuviera a nuetro favor, incluso si morimos.
Pero esos autoconvencimientos son relegados constantemente, entonces... la realidad tal vez es otra.
Cuando uno ve las noticias se agregan caras al mosaico de las personas que no pudieron seguir... accidentes, tragedias, asesinatos.
Vemos las ruinas, el desastre que queda alrededor.. sin quererlo pensamos a los padres, familiares, amigos y conocidos llorando a aquel extraño "alejado". Son los que intentaran trasformar todo ese dolor en algo que les sirva. Y en cierto momento nosotros estaremos intentando transformar el propio.
Intentaba excusarme en que si ... una de esas tragedias pasaba, al menos conoceríamos las cosas que hay para mejorar y avanzaría el sistema como si todo tendiera a acomodarse tarde o temprano, una justicia invisible postrándose como si este campo inmenso sería su dominio. Sin posibilidad de escapar.
Pero es una mirada pobre, cobarde, incompleta.
Que se puede esperar tras escuchar un caso de violacion? solo despierta en mi repudio, bronca, odio.
Siempre parece haber un virus... siempre parece haber un software que se aprovecha de los cavos sueltos. Mientras algunos trabajan, otros se despistan, mientras algunos duermen, otros despiertan.
Nosotros no podemos ser perfectos y pagamos caro nuestra imperfeccion.
No se si habra una naturaleza buena, o mala o neutra. Solo veo resultados, instancias, hechos.
Intento ser un jugador habil de ajedrez, intentar ver por encima, anticipar movimientos, entender como se mueve el sistema. Pero queda en un intento fallido. Solo con querer no hago nada. Quisiera ser mejor.
La naturaleza tiene una intencion imprimida?
no sera que solo existen posibilidades... y tras esas posibilidades se generan multiples variantes con grandes rasgos diferenciales?
Si pudiera... ¿serviría acortar las posibilidades para hacer un mundo mejor especificamente "para mí"? o limitarlo sería malo?
Y por que pienso esto si ni siquiera estaria cerca de poder limitarlo?
Soy un impulso, una tendencia, una intención particular. Lo único que puedo hacer es seguir con eso para transformar en algo "mejor" el mundo como el pequeño cambio en las condiciones iniciales del caos que genera al final una gran tormenta.
Queria pensar que veniamos con un proposito, o que tal vez lo encontrabamos en el recorrido de esta odisea, pacificadores, controladores-administrativos, consejeros, compañeros, protectores, peleadores, opositores, rebeldes del sistema. Quizas... a veces no lo elegimos... algunas personas parecieron transformarse en esponjas que contienen las tristezas. Sin embargo nadie sabe de lo mal que estariamos sin esas personas. Quizas debamos pelear por lo que queremos diciendo en susurros que "ojala contemos con la fortuna adecuada de ir por el camino correcto".
Destino y azar se cruzan, se entrelazan... y la verdad esta muy lejos de ser encontrada. Me pregunto si aun tendre la fuerza para pasar por todas las cosas que tengo que pasar...
Un tornado es malo cuando azota una ciudad? un animal cazador como por ejemplo un leon es malo cuando mata a su presa sin misericordia?


Sueño 13-11-17


No suelo escribir este tipo de sueños, menos hacerlos públicos, pero particularmente es de lo único interesante que podría escribir en días. Lo creo suficientemente importante como para suponer una ruptura en lo que respecta a temáticas ocurridas durante los episodios de ensueño además de resultarme... entretenido para analizar.
Desde donde recuerdo aparecí en su casa. No es que sea la misma que en la realidad pero yo lo sabia muy bien. Como esas cosas que sabe uno sin que ni siquiera se lo digan.
Debo hacer énfasis en que a diferencia de otros sueños este fue sumamente desasociado de mí, es decir, yo resultaba más un observador sobre mí mismo aunque incluso haya momentos en donde se intercambiaban vistas de primera y tercera persona.

Era como un agente externo viéndome, pero no podría asegurar un alejamiento completo con el "ser". Yo sabia que era yo, y por instantes actuaba como yo quería desde la "conciencia" del sueño. Sin embargo otras veces mi cuerpo se movía y pensaba como si se tratara de una historia ya escrita (la mayoría).

Había cierto equilibrio inusual entre... ser alguien ajeno a ese sueño y ser completamente parte de él. Aunque ese tipo de sensaciones seguramente es lo mas difícil de explicarles.

En fin... yo estaba en su casa, pero era completamente desconocida.

Luego me dirigí a un lugar, quizás su cuarto. Me puse a investigar sus cosas guardadas, sus cosas secretas ocultas en cajas y cajones. Cartas, regalos, objetos representativos de valor para ella.

Supe que era un intruso y que estaba mal lo que hacia. Pero mi curiosidad era inmensa y no iba lamentar ningún reproche o efecto adverso puesto que ella no se encontraba en casa. Quizás algo que afectara negativamente sería el hecho de darme cuenta de algo que no quería entre las líneas de esas cartas. Pero no fue el caso.

Nada que me de alguna señal de nada...

Al decir verdad estaba bastante tranquilo inspeccionando. Quería saber más de ella.

Sueño 15-11-17


Los sueños pueden ser placenteros y también igual de escurridizos, terminando por ser olvidados cuando más los queremos recordar.
Al final solo tenemos pequeños fragmentos e ideas dispersas para algunos de estos, cuestión que nos deja insatisfechos. 
Hoy soñé con que estaba realmente pleno. Mientras mis conocidos caminaban por la calle. Yo corría y giraba de alegría. Extrañamente apareció Nanu en este sueño.
Parte de la escena se enfocó en mostrarme que ella seguia intentando conmigo.
La parte restante y final, la mas larga en apariencia, se me presento un tanto confusa. Yo estaba yendo, bien entrada la noche, por lugares desconocidos de lo que parecía un pueblo abandonado, una imagen cercana a lo post-apocalíptico pero sin tener edificios destruidos o escombros por doquier. Entraba a "locales" en los que aparecian agrupaciones de personas. Mientras detrás de ese hecho se escondía un misterio que yo debía resolver y que lo enrarecía todo hasta sentir que era la única razón de porque me encontraba allí. 
Era el tipo de misterio de "algo en general esta ocurriendo" que si bien no mantenía a nadie asustado, yo sabia era de suma importancia para lo que acontecería. El resto del mundo parecía ajeno a mi conciencia de ese algo en particular. Lo extraño también era que, sin embargo, se agrupaban en esos sitios no tan iluminados como si supieran que tienen que organizarse. Para esta tarea parecían asignados algunos pocos lideres con unos portes similares a los soldados.
Mi sueño termino así, yo adentrándome mas en uno de esos lugares retratados de forma simple. Quizás pensaba que estaba en el camino correcto, persiguiendo el misterio. Quizás mas allá pueda haber alguien que me ayudara con alguna información o yo solo diera con el punto cuando mas inspeccionaría la situación.
Los puntos a tener en cuenta son... estaba en un ambiente nocturno que no llegaba a ser opresivo.
Desde cierto aspecto parece que el sueño en realidad se separan en dos pero están conectados; el ambiente era el mismo cuando estaba con mis amigos que cuando estuve solo investigando.

Prueba Libros

Prueba Libros 3

Libros Fantasia